Anuncio

El novato Prescott tendrá con los Cowboys la prueba de fuego ante los Packers y Rodgers

El duelo entre ambos equipos, dos históricos de la NFL, será el octavo dentro de la competición de la fase final, y el primero que disputen desde hace dos años, cuando los Packers se impusieron por 26-21 también en la ronda divisional. EFE/Archivo

El duelo entre ambos equipos, dos históricos de la NFL, será el octavo dentro de la competición de la fase final, y el primero que disputen desde hace dos años, cuando los Packers se impusieron por 26-21 también en la ronda divisional. EFE/Archivo

La temporada regular que protagonizó el mariscal novato Dak Prestcott ya ha pasado a la historia de los Cowboys de Dallas y de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) después de dejar al equipo con marca ganadora de 13-3, la mejor de la Conferencia Nacional (NFC).

Pero mañana, domingo, tanto Prescott como los Cowboys tendrán la gran prueba de fuego cuando se enfrenten a los Packers de Green Bay (11-6), que llegan al AT&T Stadium de Arlington con su mariscal de campo estelar Aaron Rodgers, en busca de reivindicación y de seguir con una racha ganadora que hizo posible la clasificación del equipo a la fase final.

Rodgers ha sido imbatible durante una racha de siete partidos que lideró a los Packers a la ronda divisional de los playoffs después de haber ganado en la de comodines a los Giants de Nueva York.

Por su parte, Prescott, también estuvo impecable al ganar 11 partidos al hilo en la temporada regular, una racha que dejó en el banquillo al mariscal titular de los Cowboys, el veterano Tony Romo, que no pudo comenzar la temporada regular al estar lesionado.

El duelo entre la experiencia de Rodgers y la juventud de Prescott está asegurado y el ganador tendrá que definir el título de la NFC con los Falcons de Atlanta que ya lograron su boleto para la final al vencer por 36-20 a los Seahawks de Seattle.

Prescott tendrá un debut de fuego en los playoffs, al igual que el otro novato de Dallas que causo sensación con su aportación en la ofensiva terrestre como el corredor Ezequiel Elliott, del que si se esperaba que brillase, mientras que el rendimiento del joven pasador ha sido toda una sorpresa espectacular y maravillosa para los Cowboys.

“Hay muchos nervios en tu primer partido en los playoffs, recuerdo haberlos sentido”, adelantó Rodgers, recordando un revés 51-45 ante los Cardinals de Arizona en la ronda de comodines hace siete años. “Creo que lancé una interceptación en mi primera jugada. Así que uno tiene que hallar la manera de tranquilizarse”.

Rodgers, campeón del Super Bowl de la temporada de 2010, ganado precisamente en el mismo escenario donde va a jugar el domingo, y elegido dos veces Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL, tiene buena memoria.

El mariscal de campo estelar de los Packers cuenta con toda la razón al analizar lo que puede ser el revés en un partido de ida y vuelta, como el que vivió ante los Cardinals, en el que pudo controlar los nervios y lanzó cuatro pases de anotación después de la interceptación inicial.

Prescott, quien tuvo la más baja tasa de interceptaciones para un pasador novato en la temporada regular, sabe también lo importante que es poder olvidar los errores.

“Como equipo, no nos estamos presionando demasiado por estar en esta situación”, valoró Prescott. “Vamos a seguir siendo los mismos que hemos sido todo el año. Cuando llegue la hora de centrarnos en el partido, no tengo ninguna duda que todos dentro del equipo estaremos listos”.

Prescott y Elliott, líder en yardas por tierra en la NFL, tratarán de convertirse en el primer dúo novato de pasador y corredor que ganan un partido de la fase final en la era del Super Bowl.

“No considero a estos jugadores como novatos”, comentó su compañero el veterano ala cerrada Jason Witten, que lleva 14 temporadas y que juega en los playoffs por sexta ocasión. “Han acumulado mucha experiencia. Demostraron a lo largo de 16 partidos quiénes son y cómo juegan. Creo que saben que sólo tienen que ser ellos mismos y eso les hará rendir al máximo”.

Eso mismo piensa el entrenador en jefe de los Cowboys, Jason Garrett, quien ha insistido que todo el equipo confía en lo que pueden hacer en el campo Prescott y Elliott porque lo han demostrado durante toda la temporada.

“Sus números no dejan ninguna duda de la clase de jugadores que son y la manera como afrontan cada partido”, valoró Garrett. “No tienen que ser diferentes ante los Packers ni lo van a ser, porque saben mejor que nadie lo que tienen que hacer dentro del campo”.

El duelo entre ambos equipos, dos históricos de la NFL, será el octavo dentro de la competición de la fase final, y el primero que disputen desde hace dos años, cuando los Packers se impusieron por 26-21 también en la ronda divisional.

Sin embargo, los Cowboys ganaron 30-16 en su partido de la temporada regular que disputaron en la Sexta Semana y que dejó a Elliott como uno de los destacados en el ataque del equipo de Dallas.

Elliott se convirtió en el primer corredor en acumular más de 100 yardas contra los Packers en lo que fue la temporada regular, algo que no ha olvidado el entrenador en jefe del equipo de Green Bay, Mike McCarthy, y de ahí el trabajo especial de la defensa para evitar que vuelva a suceder.


Anuncio