Anuncio

36-20. Ryan fue el gran héroe y los Falcons disputarán el título de la NFC

Los Falcons, que dominaron durante todo el partido a los Seahawks, jugarán la final contra el ganador del segundo partido de la serie divisional que mañana, domingo, van a disputar los Cowboys de Dallas contra los Packers de Green Bay. EFE

Los Falcons, que dominaron durante todo el partido a los Seahawks, jugarán la final contra el ganador del segundo partido de la serie divisional que mañana, domingo, van a disputar los Cowboys de Dallas contra los Packers de Green Bay. EFE

El mariscal de campo Matt Ryan protagonizó uno de sus mejores partidos y mandó tres pases de anotación, llevando a los Falcons de Atlanta un triunfo por 36-20 sobre los Seahawks de Seattle en el partido de la etapa divisional de la Conferencia Nacional (NFC).

La victoria permite a los Falcons pasar a la final por el título de la NFC por cuarta vez en su historia y podrían ser sede en el partido del próximo domingo si los Packers de Green Bay derrotan a los Cowboys de Dallas, que mañana, domingo, definen al segundo equipo que esté en la gran final.

Pero si el equipo tejano gana, entonces los Falcons deberán viajar a Arlington (Texas) para definir al campeón que consiga el boleto al Super Bowl LI, que se va a disputar el próximo 5 de febrero en el NRG Stadium de Houston.

Ryan, máximo candidato al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la temporada regular de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), se convirtió en la gran figura del partido ante los Seahawks al completar 26 de 37 pases para 338 yardas, con tres envíos de anotación, sin interceptaciones.

La defensa de los Seahawks lo derribaron tres veces en 15 oportunidades que generaron y dejó en 125,7 el índice de pasador para dejar en 3-4 su marca en los siete partidos de playoffs que ha disputado con los Falcons.

“Todo el equipo estuvo cohesionado, trabajo de manera consistente y ahí estuvo la clave que nos permitió conseguir la victoria”, declaró Ryan, que dijo sentirse afortunado de jugar con el equipo de Atlanta. “Me siento muy bien con este triunfo, se lo merecía toda la afición y la ciudad”.

Ryan hizo conexión con el receptor abierto Julio Jones con envío de siete yardas y con el corredor Tevin Coleman, con pase de 14 yardas, ambos en el segundo cuarto para poner el balón en la zona de las diagonales.

El mariscal de campo de los Falcons cerró con broche de oro su ataque al lanzar pase de tres yardas al receptor abierto Mohamed Sanu en el último cuarto y concretó su tercer envío de touchdown en el partido.

Ryan dio a los Falcons su primer triunfo en partido de fase final en cuatro años y un día.

En su ataque, Ryan encontró a ocho diferentes receptores y los Falcons consiguieron 442 yardas en su ofensiva, la mayor cantidad que han permitido los Seahawks en un partido de fase final en casi seis años.

“Pienso que ejecutamos bien durante todo el partido”, valoró Ryan. “Cierto que no estuvimos perfectos, cometimos algunos errores, pero nos mantuvimos consistentes durante todo el tiempo y me siento orgulloso de como lo hicimos en el campo”.

Los corredores de los Falcons, Coleman y Devonta Freeman se combinaron para 202 yardas en “scrimmage”, mientras que su receptor Jones capturó seis pases para 67 yardas y una anotación.

Al final como ya es habitual en el juego de Ryan, el mariscal de campo estelar de los Falcons distribuyó sus envíos entre todos los posibles destinatarios, incluido el veloz Taylor Gabriel que logró recepción de 37 yardas.

Mientras que Freeman se escapó de la defensiva secundaria para hacerse de un pase de 53 yardas y también hacer la diferencia en una ofensiva de los Falcons que tuvo a ocho jugadores que atraparon los pases que les mandó Ryan.

Los Seahawks perdieron con su mariscal de campo Russell Wilson, que hizo buenos 17 de 30 pases para 225 yardas con dos envíos de anotación y dos interceptaciones.

Wilson dio movilidad al marcador cuando encontró a su receptor Jimmy Graham con pase de siete yardas en el primer cuarto, bueno para “touchdown”.

El mariscal de campo del equipo de Seattle tuvo otro envió acertado en el último cuarto, de 31 yardas al receptor abierto Doug Baldwin, también para anotación, que no sería suficiente ante la inspiración de Ryan y el resto de los Falcons.

Pero al final fue el gran derrotado, ya que nunca pudo con la defensa de los Falcons supervisada por el entrenador en jefe del equipo de Atlanta, Dan Quinn, que anteriormente había sido coordinador defensivo de Seattle.

Todo el equipo de los Seahawks (11-6-1), dirigidos por el entrenador en jefe Pete Carroll, el mentor de Quinn, no mostraron la eficacia que les dio el triunfo sobre los Lions de Detroit en el partido de comodines.

“Ellos han sido mejores que nosotros, ejecutaron bien en los momentos decisivos y nos superaron tanto con su ataque aéreo como por tierra”, destacó Carroll. “Les deseo la mejor de la suerte en el partido por el título de la NFC”.


Anuncio