Anuncio

Orlando despide a policía asesinado en encuentro con sospechoso

Residentes y agentes del orden se congregaron hoy en una iglesia de Orlando (EE.UU.) para sumarse a los servicios fúnebres de Debra Clayton, una oficial de la Policía de esta ciudad muerta el pasado lunes. EFE/ARCHIVO

Residentes y agentes del orden se congregaron hoy en una iglesia de Orlando (EE.UU.) para sumarse a los servicios fúnebres de Debra Clayton, una oficial de la Policía de esta ciudad muerta el pasado lunes. EFE/ARCHIVO

Residentes y agentes del orden se congregaron hoy en una iglesia de Orlando (EE.UU.) para sumarse a los servicios fúnebres de Debra Clayton, una oficial de la Policía de esta ciudad muerta el pasado lunes.

Bajo un cielo gris, el féretro de Debra Clayton llegó a la Primera Iglesia Bautista de Orlando flanqueado por una escolta de patrullas motorizadas, oficiales con banderas y cuatro helicópteros que sobrevolaron el coche en honor a la agente, fallecida a los 42 años en un intercambio de disparos.

“Quisiera que la familia de Debra encontrara consuelo en el hecho de que ella no murió sola, ella estuvo rodeado de azul”, dijo el jefe de la Policía local, John Mina, en referencia al color del uniforme de policía.

Mina destacó el valor y dedicación de Clayton, una veterana con 17 años de servicio en la dependencia policial de esta ciudad del centro de Florida y que, tal como lo anunció el oficial, ha sido ascendida a teniente de forma póstuma.

La oficial, casada y madre de un hijo, falleció el pasado lunes en un hospital de Orlando, tras un intercambio de disparos en el estacionamiento de un supermercado con Markeith Loyd, quien era buscado como principal sospechoso por el asesinato de su novia embarazada y quien permanece fugitivo.

Durante los servicios fúnebres de hoy decenas de vecinos de Orlando, de donde era natural la oficial, se acercaron para rendirle tributo a Clayton, cuyo féretro estaba cubierto por una bandera estadounidense.

El pastor Derrick L. McRae, del Centro de Experiencia Cristiano, recordó la dedicación que daba a la comunidad local la agente, en especial a los jóvenes.

La Policía local mantiene una intensa búsqueda de Markeith Lloyd, un afroamericano -como la víctima- nacido en 1975, y por el que las autoridades ofrecen una recompensa de 100.000 dólares por información que lleve a su paradero.

Desde el lunes, tres personas han sido detenidos por oficiales del Condado Orange, donde se asienta Orlando, por ayudar en la fuga del principal sospechoso.

Debra Clayton será enterrada en el Cementerio Woodland.


Anuncio