Anuncio

Expertos detallan desafíos políticos y económicos de latinos en Nebraska

La comunidad latina en Nebraska enfrentará desafíos políticos y económicos desde ahora y hasta mediados de siglo, lo que obliga a formar una nueva generación de dirigentes que respondan a esos y otros cambios generados por el rápido aumento en el número de hispanos en ese estado, indicó hoy a Efe un experto local. EFE/Archivo

La comunidad latina en Nebraska enfrentará desafíos políticos y económicos desde ahora y hasta mediados de siglo, lo que obliga a formar una nueva generación de dirigentes que respondan a esos y otros cambios generados por el rápido aumento en el número de hispanos en ese estado, indicó hoy a Efe un experto local. EFE/Archivo

La comunidad latina en Nebraska enfrentará desafíos políticos y económicos desde ahora y hasta mediados de siglo, lo que obliga a formar una nueva generación de dirigentes que respondan a esos y otros cambios generados por el rápido aumento en el número de hispanos en ese estado, indicó hoy a Efe un experto local.

Los latinos tienen una larga historia de casi tres siglos en Nebraska, desde que en 1720 un grupo de nuevomexicanos establecieron un fuerte militar cerca de la actual ciudad de Schuyler, con el propósito de defender el territorio (entonces todavía parte de España) y de comerciar con las tribus nativas.

Pero fue sólo a partir de la década de 1990 cuando comenzó una masiva llegada de latinos a Nebraska.

En la actualidad, según el Buró del Censo, los hispanos representan poco más del 10 % de los 1,9 millones de residentes de Nebraska, pero se anticipa que ese porcentaje se duplicará antes de 2050.

“Consultamos con varios expertos, cada uno con sus opiniones independientes, y también con varias organizaciones, como El Centro de las Américas y la Comisión Latino Americana de Nebraska, para ver qué tenían que decir sobre este tema”, comentó Paul Olson, profesor emérito de la Universidad de Nebraska en Lincoln y dirigente de Nebraska por la Paz (NFP).

“Queremos determinar qué futuro tendrán los latinos en Nebraska y qué características tendrá la población latina de este estado en ese futuro”, agregó.

Las consultas culminaron este lunes con un encuentro comunitario en Lincoln en el que tres académicos y dirigentes locales presentaron sus pensamientos sobre las principales preocupaciones de los latinos en Nebraska, las respuestas del gobierno, las escuelas y las iglesias a esas preocupaciones, y el posible impacto de los cambios políticos nacionales.

Los panelistas (Marty Ramírez, de la Universidad de Nebraska; José Soto, del Colegio Comunitario del Suroeste, y Romeo Guerra, director de El Centro de las Américas) coincidieron en los beneficios que los latinos generan para Nebraska.

Por ejemplo, cada vez son más los latinos que abren sus propios negocios y poco más de la mitad de los latinos son dueños de sus propias viviendas. Además, la llegada de latinos estabiliza la población de localidades en zonas rurales. Y los latinos realizan “trabajos difíciles”, mayormente en la industria agrícola-ganadera.

Pero a la vez, los latinos enfrentan “prejuicios extremos” y los cambios demográficos dentro y fuera de la comunidad hispana no les garantizan un buen futuro político o económico.

Por eso, el director ejecutivo de la Comisión Latino Americana, Arturo Spindola, pidió que se deje de “promover estereotipos” contra los hispanos y enfatizó que “la mayoría de los inmigrantes son trabajadores esmerados, que cuidan sus familias y que contribuyen a la comunidad”.


Anuncio