Anuncio

Cámara Americana en México espera no se repitan casos como el de Ford en 2017

El presidente de la Cámara de Comercio Americana en México, José María Zas, afirmó hoy en una entrevista con EFE que espera que no se repitan desinversiones como la de la automotriz Ford en 2017 y anunció que el país recibirá este año hasta 30.000 millones de dólares en inversiones de Estados Unidos. EFE/ARCHIVO

El presidente de la Cámara de Comercio Americana en México, José María Zas, afirmó hoy en una entrevista con EFE que espera que no se repitan desinversiones como la de la automotriz Ford en 2017 y anunció que el país recibirá este año hasta 30.000 millones de dólares en inversiones de Estados Unidos. EFE/ARCHIVO

El presidente de la Cámara de Comercio Americana en México, José María Zas, afirmó hoy en una entrevista con EFE que espera que no se repitan desinversiones como la de la automotriz Ford en 2017 y anunció que el país recibirá este año hasta 30.000 millones de dólares en inversiones de Estados Unidos.

La estimación de inversión estadounidense se mueve en “un rango de entre 25.000 y 30.000 millones de dólares para 2017, a lo que hay que restar la inversión en San Luis Potosí" de Ford, de 1.600 millones de dólares, explicó en Zas.

Aunado a ello, no se temen, al menos “por ahora, más anuncios de desinversiones”, aseguró el representante de este organismo que representa 1.400 empresas que aportan el 75 % de inversión extranjera americana en México y el 30 % de los puestos de trabajo, indicó.

Este martes Ford, con más de 90 años de presencia en México, anunció que cancelaba la construcción de una planta armadora en el estado de San Luis Potosí que iba a crear 2.800 empleos directos.

“Vemos esta decisión (de Ford) como un tema político de campaña de Donald Trump para poder llevar buenas noticias a la sociedad americana”, consideró Zas, aunque la compañía automotriz atribuyó esta decisión a un “mejor clima” para la manufactura en EE.UU. cuando el republicano llegue a la Casa Blanca a finales de mes.

Zas opinó que la medida no alterará las “relaciones estructurales” creadas con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994 y ha sido muy criticado por Trump al aseverar que perjudica la industria, el comercio y la creación de empleo en la principal potencia mundial.

En la línea de Trump, el presidente de la American Chamber abogó también por una modernización de este acuerdo, lo que definió como una “gran tarea” por delante.

“Hoy vivimos una gran incertidumbre y tenemos que ver cómo termina el partido”, dijo con precaución.

No obstante, criticó al magnate neoyorquino y a su equipo por mostrar “gran desconocimiento” ante temas como la subida de aranceles con la que amenazó al gigante General Motors (GM).

“General Motors está enviando el modelo Chevy Cruze hecho en México a los concesionarios de EE.UU. sin tarifas. ¡Fabrique en EE.UU. o pague un gran arancel aduanero!”, espetó Trump en Twitter.

“Hay un complejidad técnica al cambiar un arancel, significa cambiar las reglas de juego pero no solo con México, sino que tiene efecto en muchísimos otros acuerdos y en la Organización Mundial de Comercio (OMC)”, agregó hoy Zas.

Además, recordó que hay enormes lazos entre varias regiones de Estados Unidos y México, pues en al menos 16 estados del vecino del norte el 40 % de su producto interno bruto (PIB) se relaciona a exportaciones mexicanas.

“Las empresa globales de hoy no pueden sobrevivir solo nutriendo su mercado interno”, recordó, e instó a que la relación México-Estado Unidos se “repensara” viendo como rival a China, su verdadero competidor.

En este contexto, el representante de la American Chamber celebró el nombramiento el miércoles de Luis Videgaray como nuevo canciller mexicano, un hombre cercano al presidente Enrique Peña Nieto y bien considerado por Trump y su equipo.

“Ha sido importante poner a Videgaray al mando porque conoce bien de economía y tiene buena relación. Y lo importante es tener una buena relación en el diálogo”, a fin de establecer “una mesa de negociación y un plan de acción”, afirmó Zas.

Zas no opinó directamente sobre la subida de precios de la gasolinas, de entre un 14 % y un 20 % y decretada por el Gobierno de México.

No obstante, recordó que el país enfrenta un grave problema de deuda pública, corre el peligro de cerrar 2017 con una inflación por encima del 4 % o 5 % y con el peso devaluado, que actualmente se ubica en más de 21 unidades por dólar, marcando mínimos históricos.


Anuncio