Anuncio

La tradición de los Reyes Magos se mantiene con vigor en Puerto Rico

La tradición de los Reyes Magos se mantiene con pleno vigor en la cultura popular navideña de Puerto Rico después de más de un siglo de presencia estadounidense y la llegada del Santa Claus anglosajón. EFE/ARCHIVO

La tradición de los Reyes Magos se mantiene con pleno vigor en la cultura popular navideña de Puerto Rico después de más de un siglo de presencia estadounidense y la llegada del Santa Claus anglosajón. EFE/ARCHIVO

La tradición de los Reyes Magos se mantiene con pleno vigor en la cultura popular navideña de Puerto Rico después de más de un siglo de presencia estadounidense y la llegada del Santa Claus anglosajón.

El historiador oficial de Puerto Rico, Luis González Vales, dijo a Efe que la celebración de mañana responde a “una larga tradición arraigada desde hace siglos en la isla” traída al territorio caribeño por los españoles que se mantiene muy viva.

“La tradición de Santa Claus ha tenido más aceptación en el área metropolitana de San Juan por contacto con lo estadounidense”, indicó González Vales, para quien en el interior y zonas rurales los Reyes Magos son una tradición muy arraigada que esta noche supondrá, como año tras año, un momento de felicidad para los niños.

El historiador destacó que ni siquiera ha podido restar arraigo a los Reyes Magos el que Santa Claus se celebre el 24 de diciembre, razón por la que algunos padres prefieren entregar a sus hijos los regalos navideños en esa fecha para que disfruten de los juguetes durante más tiempo antes de la vuelta a las clases.

Las celebraciones de esta festividad no son iguales en todos los lugares de la isla y tienen su mejor exponente en Juana Díaz, donde la tradición se remonta al año 1883, cuando llegó a la localidad puertorriqueña al sur de la isla el sacerdote español Valentín Echevarría, que el 6 de enero de 1884 organizó el primer desfile de reyes.

El Consejo Juanadino Pro Festejos de Reyes es responsable desde 1973 de mantener viva la tradición.

En 1985 se celebró la primera Caravana Nacional de los Reyes Magos a cargo de los de Juana Díaz, uno de los elementos que más ha contribuido a despertar y mantener viva esta tradición en Puerto Rico en tiempos recientes por toda la isla.

Las cabalgatas, caravanas en Puerto Rico montadas a caballo, recorren las calles de muchas ciudades de la isla caribeña esta noche organizadas por los municipios, con lo que esta tradición se ha convertido en fiestas de gran visibilidad y participación.

A imagen de los de Juana Díaz, el municipio de Isabela, en la costa noroeste, también organiza un festejo de Reyes Magos con una celebración en el centro de la localidad que incluye una caravana, espectáculo de pirotecnia, feria de artesanía, música y una misa.

El Gobierno de Puerto Rico no podía ser menos y organiza su fiesta de Reyes Magos, aunque este año debido a la situación de una arcas públicas vacías, se ha recurrido a la iniciativa privada para conseguir los regalos que se entregan en localidades como Arecibo, Barranquitas, Bayamón, Culebra, Fajardo, Mayagüez o Ponce.

La primera dama de Puerto Rico, Beatriz Rosselló, es la encargada de la organización de una fiesta que ha contado con la colaboración de voluntarios de toda la geografía de la isla.

El Gobierno se ha puesto el objetivo de repartir durante las próximas horas 150.000 juguetes entre los niños puertorriqueños.

Los Reyes Magos de Puerto Rico, según la tradición local, llegan a caballo en vez de sobre camellos como en otros países donde la costumbre también está arraigada.

En Puerto Rico muchos artesanos realizan figuras históricas conmemorativas de los Reyes Magos.

En la isla está actualmente en marcha el Taller de los Reyes Magos, que acumula ya más de dos décadas restaurando juguetes usados y distribuyéndolos cada 6 de enero entre niños de las familias más pobres de Puerto Rico.

Tras años de trabajo, la labor social que realiza la organización se ha convertido en toda una referencia para los niños de la isla más desfavorecidos en una fecha como la de Reyes, tan arraigada en la sociedad puertorriqueña.


Anuncio