Anuncio
Share

Proyecto para anexionar a P.Rico con EE.UU. recibe críticas de la oposición

El proyecto presentado por la representante de Puerto Rico ante el Congreso de EE.UU., Jenniffer González, para anexionar a la isla al país norteamericano recibió las criticas de la oposición. EFE/ARCHIVO

El proyecto presentado por la representante de Puerto Rico ante el Congreso de EE.UU., Jenniffer González, para anexionar a la isla al país norteamericano recibió las criticas de la oposición.

Héctor Ferrer, expresidente del Partido Popular Democrático (PPD) -que defiende el estatus actual de Puerto Rico como un Estado Libre Asociado-, dijo hoy en un comunicado que el “proyecto de admisión” que presentó González el miércoles es uno “natimuerto y engañoso”.

Según Ferrer, la medida presentada por González un día después de jurar como la primera mujer en representar a Puerto Rico ante el Congreso en Washington, carece de autores y no es respaldada por ningún congresista estadounidense.

“Esto de por sí garantiza dos cosas: que desconocen cómo funciona el Congreso y segundo que el proyecto nunca será aprobado”, enfatizó Ferrer, un exmiembro de la Cámara de Representantes de Puerto Rico.

Un día después de jurar su nuevo cargo, González sostuvo que presentó el proyecto como forma de cumplir con su promesa de campaña de presentar un proyecto de anexión, o “estadidad” como se utiliza en la isla, tras jurar el cargo.

La medida establece además que se utilicen los 2,5 millones de dólares asignados a través de una ley federal en 2014 para preparar a la población de la isla para una consulta sobre la relación política de la isla con Estados Unidos para celebrar el referéndum.

La expresidenta de la Cámara de Representantes local y miembro del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP) agregó que el proyecto que presentó en la Cámara de EE.UU. tiene vínculos con el lenguaje que ella logró incluir en el programa de Gobierno del Partido Republicano estadounidense.

La medida de González requiere ratificar los resultados sobre la anexión del plebiscito no vinculante celebrado en 2012, que se llevó a cabo simultáneamente con las elecciones generales, antes de impulsar una ley habilitadora para aceptar a Puerto Rico como el estado 51 a la nación norteamericana.

En esa consulta de 2012 se hicieron dos preguntas: en la primera el 54 % de la población dijo no estar de acuerdo con el actual estatus, y en la segunda el 61,1 % abogó por la incorporación, el 33,3 % por el Estado Libre Asociado Soberano (una variante poco definida del actual estatus) y tan solo el 5,5 % por la independencia.

“Hoy estamos ante un momento histórico. Esta medida sienta la pauta de lo que será mi labor de lucha incansable para acabar con el colonialismo en Puerto Rico y hacerle justicia a los más de tres millones de ciudadanos americanos residentes en la isla”, dijo González el miércoles.

Según la firma el 2 de marzo de 1917 de la conocida como Ley Jones-Shafroth, ésta le confiere la ciudadanía estadounidense a los nacidos en Puerto Rico.

Por su parte, el comité de seguimiento a los asuntos de estatus del PPD -integrado por varios líderes de esa colectividad, entre ellos, el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá-, señaló en un comunicado que la estrategia anexionista de González y el PNP “es mala para Puerto Rico y mala para Estados Unidos”.

Según propone el proyecto de admisión, el Grupo de Trabajo del Presidente sobre el Estatus de Puerto Rico sometería un plan al Congreso, que detallará las leyes federales que aplicarían de avalarse la anexión mediante consulta.

El proyecto de admisión establece un proceso para que en 2025 Puerto Rico se anexione a EE.UU. una vez los ciudadanos de la isla lo ratifiquen en una consulta popular vinculante que sea avalada por el Congreso estadounidense.

La iniciativa subraya que la supuesta condición colonial del Estado Libre Asociado es causa de los problemas económicos de la isla y de que millones de puertorriqueños vivan fuera del territorio caribeño ante la falta de perspectivas.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, por su parte, dijo en su discurso de juramento del cargo el pasado día 2 que pondrá en marcha todos los mecanismos a su alcance para que la isla se integre plenamente en EE.UU.

“En una actitud bochornosa y humillante, y ofuscados por una suerte de síndrome de amor no correspondido, Rosselló y el PNP pretenden a como dé lugar llamar la atención del Congreso de Estados Unidos, que solo se ha dedicado a mostrar su desprecio hacia el pueblo puertorriqueño”, opinó el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano.


Anuncio