Anuncio

Policía de Denver cambia reglas sobre uso de fuerza tras presión comunitaria

Tras varios años de presión por parte de grupos comunitarios locales, el Departamento de Policía de Denver, Colorado, anunció hoy que implementará cambios a sus normas de uso de fuerza letal y de todo otro uso de fuerza, que desde ahora deberán ajustarse a nuevas "políticas y principios". EFE/EPA/ARCHIVO

Tras varios años de presión por parte de grupos comunitarios locales, el Departamento de Policía de Denver, Colorado, anunció hoy que implementará cambios a sus normas de uso de fuerza letal y de todo otro uso de fuerza, que desde ahora deberán ajustarse a nuevas “políticas y principios”. EFE/EPA/ARCHIVO

Tras varios años de presión por parte de grupos comunitarios locales, el Departamento de Policía de Denver, Colorado, anunció hoy que implementará cambios a sus normas de uso de fuerza letal y de todo otro uso de fuerza, que desde ahora deberán ajustarse a nuevas “políticas y principios”.

“Al cambiar las necesidades de la comunidad también deben cambiar los medios por los cuales las fuerzas del orden sirven a sus residentes”, declaró Robert C. White, jefe de policía de Denver, al anunciar las modificaciones.

“Ha habido una sostenida demanda para cambiar los métodos tradicionalmente usados por la policía. Seguiremos con nuestra misión de operar una agencia de policía enfocada en prevenir el crimen de una manera respetuosa y demostrar que todos son importantes. Y continuaremos implementando numerosas modificaciones filosóficas y normativas consistentes con esa misión”, agregó.

Las tensiones entre el Departamento de Policía de Denver y grupos hispanos y afroamericanos se intensificaron en 2014 y en 2015 cuando, en distintos enfrentamientos, varios jóvenes de esas etnicidades fueron abatidos por la policía local.

Entre los casos más destacados figura el de Joseph Valverde, de 21 años, y también los de Ryan Ronquillo, 20, y Jessica ‘Jessie’ Hernández, 17, quienes perecieron por balas policiales desarmados y dentro de sus vehículos.

Tras esos y otros incidentes, el Foro Latino de Colorado, BSeedz (que defiende los derechos de los jóvenes LBGT de minorías), Sobrevivientes Organizados para la Liberación (SOL), y Black Lives Matter 5280 se movilizaron pidiendo cambios en el accionar policial. Las nuevas normas, explicó White, se basan en dos principios: reducir las tensiones sin uso de fuerza y seguir un modelo de decisión sobre cuándo usar la fuerza.

En el nuevo modelo, todo uso de fuerza deberá ser “autorizado, necesario, razonable y apropiado”. Además, dijo White, el principio central del accionar policial deberá ser “respetar la santidad de la vida de aquellos a quienes sirven nuestros oficiales y de los mismos oficiales”.

“En el pasado, se entrenó a los oficiales para que rápidamente se hiciesen cargo de la situación, a veces con el resultado contrario al deseado”, comentó.

En el nuevo enfoque, los policías serán entrenados para tener en cuenta “el tiempo, la distancia y la cobertura”, es decir, “para evaluar la situación y los recursos” antes de actuar.

Eso puede significar mantenerse a distancia, esperar la llegada de refuerzos u otras estrategias no mortales para proteger al público y a los mismos policías.

White subrayó que los cambios se basan en sugerencias propuestas por el Comité Presidencial de Policías en el Siglo XXI y por la Asociación Internacional de Jefes de Policía, entre otros.

“Pero toda la comunidad tendrá suficiente tiempo para revisar y hacer comentarios sobre este documento”, explicó el jefe de la policía.


Anuncio