Anuncio

Gobernador de estado mexicano no reprimirá protestas pacíficas a “gasolinazo”

El gobernador del estado mexicano de Chihuahua, Javier Corral, expresó hoy su rechazo a la reciente alza de la gasolina impuesta por el Gobierno de México y anunció que la policía a su cargo no reprimirá las protestas pacíficas que se están dando contra el llamado "gasolinazo". EFE

El gobernador del estado mexicano de Chihuahua, Javier Corral, expresó hoy su rechazo a la reciente alza de la gasolina impuesta por el Gobierno de México y anunció que la policía a su cargo no reprimirá las protestas pacíficas que se están dando contra el llamado “gasolinazo”. EFE

El gobernador del estado mexicano de Chihuahua, Javier Corral, expresó hoy su rechazo a la reciente alza de la gasolina impuesta por el Gobierno de México y anunció que la policía a su cargo no reprimirá las protestas pacíficas que se están dando contra el llamado “gasolinazo”.

“Anuncio que las fuerzas del orden bajo mi mando no actuarán en relación con las manifestaciones y protestas que se realicen pacíficamente y sin afectar los derechos de la ciudadanía en general”, afirmó en un vídeo difundido este miércoles.

Corral, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), opositor del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el poder en el país, ofreció su “total respeto a las manifestaciones de inconformidad que las y los chihuahuenses ante el incremento de las gasolinas están realizando”.

Sin embargo, solicitó que “de inmediato se abandonen las tomas de las presidencias municipales (alcaldías), recaudaciones de renta e instalaciones de Pemex (la estatal Petróleos Mexicanos) y se permita el libre tránsito por nuestras carreteras”.

“Toda manifestación es permitida pero debe llevarse a cabo por la vía pacífica y dentro de los márgenes de la ley”, puntualizó.

Asimismo exhortó “a los Poderes de la Unión, sobre todo al Ejecutivo y al Legislativo federal, a convocar de inmediato a un gran diálogo nacional para una nueva estrategia económica que distribuya con pleno sentido de justicia las cargas y los beneficios de desarrollo a favor de las mayorías de este país”.

También a que construyan “un nuevo pacto fiscal que termine con el maltrato hacia las entidades federativas”, los estados.

Corral anunció que el próximo lunes 9 de enero, con motivo de la reunión de las Comisiones de Hacienda y Energía de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que se celebrará en Ciudad de México, propondrá “una revisión” al alza de los combustibles.

“Reitero el rechazo al alza de la gasolina y el llamado a que nuestras protestas no perjudiquen a terceros”, agregó.

Desde el 1 de enero el Gobierno mexicano impuso un aumento de los carburantes de entre un 14 % y un 20 % en el país, con el argumento de evitar nuevos impuestos y recortes del gasto público que afecten a los sectores más desfavorecidos y de que las nuevas tarifas siguen por debajo del promedio internacional.

“Un incremento en las gasolinas y el diésel golpea duramente a un amplia gama de los estratos sociales: trabajadoras y trabajadores, empleados, transportistas, comerciantes agricultores, amas de casa, escuelas, consumidores y sobre todo los de las localidades más pobres y apartadas”, denunció hoy Corral.

“Los aumentos nos pegan a todos, ricos y pobres” y “no hay hogar en Chihuahua que pueda sustraerse del prejuicio”, enfatizó.

Ese estado del norte de México vivió el martes un bloqueo del paso fronterizo que comunica Ciudad Juárez con El Paso (Texas, Estados Unidos), entre otras protestas contra la medida gubernamental.

Por las protestas, el 30 % de las estaciones de servicio de Chihuahua capital presentan desabastecimiento y fueron cerradas al público, los accesos a varias estaciones de Pemex quedaron bloqueados y los peajes en algunas carreteras dejaron de recaudar por el boicot de los manifestantes.


Anuncio