Anuncio
Share

Austin y Doc Rivers utilizaron palabras obscenas contra los árbitros

El árbitro Jason Phillips. EFE/Archivo

El árbitro Jason Phillips. EFE/Archivo

El árbitro principal Jason Phillips, de la terna que trabajó durante el partido disputado esta noche entre los Rockets de Houston y Los Angeles Clippers, en el Toyota Center, declaró a los periodistas que las expulsiones del base Austin Rivers y su padre Doc, entrenador del equipo californiano, ocurridas en el segundo cuarto, se dieron por haber hecho contacto físico con uno de ellos y utilizar lenguaje soez.

Phillips explicó que la expulsión del jugador, que fue la primera, se generó tras haberse dirigido a ellos cuando consideró que tenían que haber señalado una falta personal e hizo un ligero contacto físico con el árbitro J.T.Orr.

“Austin Rivers tras haber fallado la penetración a canasta pensó que había recibido falta personal y después de concluir la jugada hizo contacto físico con uno de los árbitros además de utilizar un lenguaje obsceno, lo que le significó la falta técnica y expulsión automática”, explicó Phillips.

Nada más ocurrir la expulsión de Austin Rivers, que tuvo que ser sacado del campo por personal de seguridad del equipo, porque intentó volver a dirigirse a los árbitros antes de abandonar la pista, Doc Rivers, en el descanso que había pedido, se dirigió a los referís e igualmente utilizó una expresión obscena, por lo que también fue expulsado al recibir falta técnica.

Por su parte, Doc Rivers, al concluir el partido, dijo que toda la acción se sacó de contesto que se exagero el incidente, primero por parte de su hijo cuando reclamó que le tendrían que haber dado la falta personal y luego por la manera como los árbitros trabajaron la situación.

“Creo que por ambas partes se cometieron errores y al final los perjudicados fuimos nosotros, pero hay que darle crédito a los Rockets que completaron un gran partido, que no se mereció que se diese el tipo de incidente que se vio en el campo durante la primera parte”, valoró Rivers sobre el incidente.

En cuanto a la mala racha que sufren los Clippers, Doc Rivers reconoció que lo más importante era ver como lucharon en la segunda mitad por intentar meterse de nuevo en el partido y que los reservas a pesar que hicieron una buena labor al final no pudieron compensar la ausencia de los titulares.

“Estoy seguro que su aportación nos va ayudar en un futuro, pero en estos momentos es muy difícil para ellos, en su labor de titulares, ayudarnos con los triunfos”, agregó Rivers, que vio coo el equipo perdió por paliza de 140-116 y sufrió la quinta derrota consecutiva.


Anuncio