Anuncio
Share

F-150 Raptor 2017: La camioneta de los conquistadores

La camioneta F-150 Raptor de Ford no está hecha simplemente para cargar herramientas o equipo en su caja trasera e ir a trabajar, sino para conquistar cualquier terreno no asfaltado que se ponga por delante. EFE/ARCHIVO

La camioneta F-150 Raptor de Ford no está hecha simplemente para cargar herramientas o equipo en su caja trasera e ir a trabajar, sino para conquistar cualquier terreno no asfaltado que se ponga por delante. EFE/ARCHIVO

La camioneta F-150 Raptor de Ford no está hecha simplemente para cargar herramientas o equipo en su caja trasera e ir a trabajar, sino para conquistar cualquier terreno no asfaltado que se ponga por delante.

Ford lanzó en 2009 la camioneta SVT Raptor, un vehículo basado en el F-150 modificado por el fabricante para competir en la exigente carrera de todoterrenos Baja 1000.

Entonces, el objetivo de Ford era hacer un F-150 de producción especialmente pensado para situaciones de todoterreno extremas. Aquel SVT Raptor contaba con un motor de 5,4 litros en V8 que producía 310 caballos de potencia, aunque posteriormente Ford le añadió la opción de instalar un motor de 6,2 litros y 411 caballos.

El SVT Raptor también incorporaba una novedad entonces: la sustitución en la parrilla frontal del logotipo ovalado del fabricante por las palabras FORD que ocupaban todo el ancho de la rejilla.

Esa característica se mantiene en la nueva generación, el F-150 Raptor 2017, que ha sido definido por Ford como “el más duro, más inteligente y más capaz Raptor de la historia”.

Como el resto de la nueva generación de camionetas F-150, el Raptor 2017 hace un uso extenso de una aleación de aluminio, de calidad militar, para rebajar el peso del modelo, que es de hecho 500 libras (227 kilogramos) más ligero que su antecesor.

Exteriormente, el Raptor 2017 es seis pulgadas (152'4 milímetros) más ancho y tiene casi 2 pulgadas (50'8 milímetros) más distancia al suelo que el anterior Raptor.

El nuevo modelo también incorpora un doble tubo de escape real, faros LED y un nuevo diseño de los parachoques delantero y trasero que mejora los ángulos de entrada y salida en situaciones “off-road” (todoterreno) extremas.

Los cambios de diseño han permitido una mejora de 5 % de la aerodinámica del vehículo, por ejemplo gracias al uso de cierres activos en la toma del aire de la parrilla o la protección de los bajos del Raptor 2017.

Bajo el capó, el Raptor 2017 viene provisto de fábrica con la segunda generación del motor EcoBoost de 3,5 litros en V6, que produce 450 caballos de potencia (39 más que su antecesor) y un par motor de 510 lb-ft (76 lb-ft más que el anterior modelo).

Al mismo tiempo, el consumo de gasolina ha mejorado un 23 %.

La segunda generación del EcoBoost 3,5 V6 incluye mejoras tecnológicas como jets de aceite para la refrigeración de los pistones, turboalimentadores de elevada potencia que permiten un aumento de la potencia de 85 caballos, un nuevo sistema de inyección directa de combustible, y cambios en el cigüeñal que aumentan la robustez y reducen la sonoridad del motor.

Este motor está acoplado a una transmisión automática de 10 velocidades, la primera en el segmento, con un embrague de alta velocidad y menor fricción interna, y que es sólo 25 milímetros más larga que una transmisión de seis velocidades.

La transmisión cuenta con modos de remolque y carga que reprograman los puntos de cambio de las marchas y añade frenado motor. Además, incorpora levas de magnesio en el volante para realizar cambios manuales a alta velocidad.

La Raptor 2017 también dispone de una caja de transferencia para la transmisión a las cuatro ruedas con Terrain Management System, que transfiere de forma automática la potencia del motor a las ruedas que proporcionen la mejor tracción.

Esta caja de transferencia combina la transmisión a las cuatro ruedas con capacidades todoterreno y permite un engranaje realmente mecánico para 4x4 High y 4x4 Low.

Terrain Management System (TMS) es un sistema exclusivo de Ford con seis modos de conducción que selecciona de forma automática la mejor distribución de potencia y par motor dependiendo del terreno por el que circula el Raptor 2017.

En el modo Normal, la distribución es a un sólo eje, para mejorar el consumo.

El modo Weather está pensado para condiciones meteorológicas difíciles y aplica una distribución de tracción a las cuatro ruedas.

Mud y Sand es para situaciones en las que la superficie es suelta, como barro y arena. En esas circunstancias, TMS aplica un esquema de 4x4 High con el bloqueo automática del diferencial trasero.

El modo Baja también aplica un esquema 4x4 High con un programa de cambio de marchas particular y el uso de tecnologías de rápida respuesta del motor que permite aprovechar el máximo rendimiento.

Y Rock Crawl está diseñado como 4x4 Low con bloqueo del diferencial trasero y el uso de una reducción adicional de las marchas para proporcionar una relación de trepada 50:1.


Anuncio