Anuncio
Share

Feliz adiós de Rodrigo Santos que corta dos orejas y Gamero una

El rejoneador mexicano Emilio Gamero lidia su primer toro de la tarde "Berrinche", de 472 kgs., durante la décima corrida de la temporada grande de la Plaza de Toros México en la Ciudad de México. EFE

El rejoneador mexicano Emilio Gamero lidia su primer toro de la tarde “Berrinche”, de 472 kgs., durante la décima corrida de la temporada grande de la Plaza de Toros México en la Ciudad de México. EFE

Buena corrida la de rejones, en la Monumental Plaza México, que no se celebraba en este coso desde hacía 20 años, y en la que Rodrigo Santos cortó dos orejas, Emiliano Gamero una y Jorge Hernández Gárate, por fallar con el rejón de muerte se fue de vacío.

Entrada floja, en la que ha sido la décima corrida de la temporada 2016-2017, pero la gente salió contenta de la plaza. Se lidiaron siete toros de Rancho Seco, bien presentados y manejables en líneas generales.

El quinto fue cambiado por el sobrero al fracturarse el pitón izquierdo de salida, cuando remató en un burladero.

Santos, tuvo un feliz adiós en los ruedos, bien en su primero al que pudo cortarle una oreja si no hubiera fallado con el descabello, aplausos. Con el cuarto mucho mejor, sobre todo con mucha puntería y coronó su labor con rejonazo de muerte. Dos orejas, con salida a hombros.

Hernández Gárate, también tuvo momentos lucidos en el segundo con poca puntería al clavar. Mejor en el sustituto del quinto, pero no acertó con el descabello. Palmas.

Gamero, estuvo variado en su labor con el tercero y muy oportuno en todo ante el contento de los aficionados. Concluyó con un rejón de muerte, para llevarse una merecida oreja. Repitió en el sexto con otra labor que dejó grata impresión, pero falló con el descabello. Dos avisos y aplausos finales.

Tomaron parte los forcados mazatlecos y los mexicanos, que pegaron a los seis toros y fueron ovacionados, por dos pegas una de cada grupo.


Anuncio