Anuncio
Share

Solvente encerrona de Joselito Adame, tres orejas y a hombros

El toreo mexicano Joselito Adame celebra al cortar dos orejas a su segundo toro de la tarde "Méxicano", de 545 kg., durante la novena corrida de la temporada grande de la Plaza de Toros México hoy, lunes 12 de diciembre 2016, en la Ciudad de México (México). EFE

El toreo mexicano Joselito Adame celebra al cortar dos orejas a su segundo toro de la tarde “Méxicano”, de 545 kg., durante la novena corrida de la temporada grande de la Plaza de Toros México hoy, lunes 12 de diciembre 2016, en la Ciudad de México (México). EFE

El mexicano Joselito Adame cortó tres orejas y salió a hombros en la novena fecha de la temporada 2016-2017 y tercera y última corrida de la mini feria Guadalupana, celebrada esta tarde en la Monumental Plaza México.

El torero se vio sobrado, firme, cuajado y su labor tuvo variedad en quites, se lució en banderillas y realizó labores muy apegadas a las condiciones de los toros.

Con una buena entrada, de las mejores de la temporada, unas 16 mil personas, se lidiaron en su orden toros de San Isidro, Teófilo Gómez, el toro de calidad premiado con arrastre lento, Cieneguillas, que se lastimó sustituido por uno de Villa Carmela. Montecristo. cuarto y quinto, bueno este último y cerró uno de Barralva, con mucho cuajo, pero poco fondo.

En el primero Joselito bien con el capote y trasteo entendido dadas las condiciones. Mató de dos pinchazos y estocada. Silencio.

Con el de Teófilo, otro toro con mucha clase, hizo una faena de torero sólido, en que sobresalieron las series de pases naturales y adornos toreros para estocada en los alto. Cortó dos orejas con vuelta al ruedo. Triunfos de ganadero y torero.

Con el sustituto de Cieneguillas, de Villa Carmela el toro no tuvo lucimiento y pocas trasmisión, le busco por todos lados y la mató pronto. Aplausos.

El cuarto fue de Montecristo, que tampoco funcionó, pero el torero fue variado y siempre la gente estuvo pendiente de los destellos toreros. Estocada, aplausos.

con el quinto, también de Montecristo, toro bueno y con raza, aunque al final se rajó. Bien con el capote, banderillas y otra faena que fue creciendo en calidad e interés de la gente. Y lo mató de estocada a un tiempo para cortar la cuarto oreja y la gente entregada.

Cerró plaza el de Barralva, un toro con cuajo y José estuvo como en su casa, siempre buscando el triunfo y exponiéndole, pero a este lo pinchó dos veces y descabelló de varios golpes. Aplausos finales y salida a hombros.

El torero de plata Gustavo Campos, saludo, tras adornar el segundo de la tarde.


Anuncio