Anuncio
Share

Concejo angelino avanza en medida para regularizar venta ambulante

El Comité de Trabajos Públicos y Reducción de Pandillas del Consejo de Los Ángeles estudió hoy una propuesta para legalizar la venta ambulante en la ciudad y pidió a la Fiscalía redactar una ordenanza para ser votada por el pleno. EFE/Archivo

El Comité de Trabajos Públicos y Reducción de Pandillas del Consejo de Los Ángeles estudió hoy una propuesta para legalizar la venta ambulante en la ciudad y pidió a la Fiscalía redactar una ordenanza para ser votada por el pleno. EFE/Archivo

El Comité de Trabajos Públicos y Reducción de Pandillas del Consejo de Los Ángeles estudió hoy una propuesta para legalizar la venta ambulante en la ciudad y pidió a la Fiscalía redactar una ordenanza para ser votada por el pleno.

La iniciativa, presentada por los concejales José Buscaíno y Curren Price, adquiere especial importancia por la llegada de la nueva Administración del presidente electo Donald Trump que ha prometido deportar a los inmigrantes indocumentados, comenzando por aquellos que presentan antecedentes delictivos.

En efecto, más de la mitad de los vendedores ambulantes que actualmente operan sin permiso en las calles de Los Ángeles, lo que en este momento es un delito menor, son indocumentados, según informó la Campaña de Vendedores de la Calle de Los Ángeles (LASVC) que agrupa a 65 organizaciones y 400 negocios.

“Continuar imponiendo penas de delitos menores por vender en la calle afecta desproporcionada y castiga injustamente a los inmigrantes indocumentados, y los puede poner en riesgo de deportación”, argumenta la propuesta de Buscaíno y Price.

Hoy, durante la sesión, más de 100 vendedores ambulantes realizaron una manifestación frente a la sede del Concejo angelino para pedir la legalización de la venta de alimentos y mercancías en las calles de la ciudad.

Hay “un estimado de 20.000 vendedores ambulantes que venden mercancías en las calles de la ciudad”, señaló hoy Deborah Jaimes, vendedora callejera y miembro de LASVC.

“Como ustedes ya probablemente saben, las ventas callejeras son un delito en Los Ángeles y nuestra ciudad tiene una larga, permanente y vergonzosa práctica de perseguir y arrestar estos angelinos que trabajan duro, enviando gente vulnerable al sistema judicial de Los Ángeles”, denunció.

Por su parte, el concejal José Huízar, manifestó durante la protesta de los vendedores que, “el momento es ahora”.

“Esto es algo que hemos estado esperando durante muy largo tiempo. Al final del día todos nos beneficiamos”, dijo.

Hasta el momento, la medida marca un empate ya que cuenta con el apoyo de ocho concejos vecinales de Los Ángeles y la oposición de otros ocho, que se han manifestado de un total de casi 100.

No obstante, algunas asociaciones de negocios consideran que las venta callejera sería una competencia desleal de personas que no pagan arriendo y si una norma los obligara, pagarían menos impuestos que los negocios formalmente establecidos, entre otras objeciones.

El tema del control sanitario de los alimentos que venden, así como la higiene y la limpieza de los sitios de venta y de la calle misma, también son aspectos que deben ser debatidos seriamente, según los comerciantes.


Anuncio