Anuncio
Share

Instan a líderes reunidos en Cancún a proteger la biodiversidad del planeta

Representantes de diversas agrupaciones ambientalistas recorren el sistema de lagunas Nichupté, en Cancún (México), en el marco de la 13° Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP13). EFE

Representantes de diversas agrupaciones ambientalistas recorren el sistema de lagunas Nichupté, en Cancún (México), en el marco de la 13° Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP13). EFE

Más de 200 activistas de Greenpeace, de organizaciones indígenas y ambientales participaron hoy a bordo de kayaks y canoas en la tercera edición de Global Canoe para llamar a los líderes mundiales reunidos en la cumbre COP13 a adoptar medidas para proteger la biodiversidad del planeta.

Desde temprano los participantes se reunieron en una marina en la zona hotelera de Cancún, del lado de la laguna Nichupté, e iniciaron el recorrido de casi 10 kilómetros hasta llegar al lugar donde están los predios de Tajamar, proyecto enclavado en zonas de manglar en proceso legal debido a numerosas denuncias ciudadanas.

Allí los activistas desplegaron pancartas de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques y la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica.

De acuerdo con los organizadores, más de 50 líderes indígenas y representantes de numerosas agrupaciones ambientalistas acudieron a la movilización.

Entre los participantes estuvieron tripulantes del emblemático barco Rainbow Warrior de Greenpeace, la cantante y actriz mexicana Ximena Sariñana y el jefe de una tribu Dakota, Phil Lane Jr, que viajó a Cancún para integrarse en la Global Canoe.

A primeras horas del domingo el barco de Greenpeace fondeó frente Cancún e Isla Mujeres y sus tripulantes descendieron a bordo de tres lanchas motoras que custodiaron el trayecto de las embarcaciones por la laguna.

En conferencia de prensa, Wilma Menoza Miro, presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia, pidió mayores acciones para detener la deforestación de los bosques.

Por su parte, Leví Sucre, indígena bribri de Costa Rica y miembro de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), pidió poner fin a la persecución y criminalización de los indígenas atacados por intentar proteger los recursos naturales de sus comunidades.

“Parece que el diálogo político ha fallado, y hoy estamos ante un diálogo que tiene pocas acciones y no está resolviendo nuestros problemas”, sostuvo.

Para Ximena Sariñana, lo sucedido en Cancún con el caso Tajamar es una clara muestra del éxito que puede tener la sociedad organizada para defender los recursos naturales.

El objetivo de la Conferencia COP13, que terminará el 17 de diciembre en Cancún, es proteger a la Madre Tierra y prevenir la destrucción de especies como elefantes, tigres, orangutanes, jaguares y águilas.


Anuncio