Anuncio
Share

Los lanzadores acapararon el protagonismo en las reuniones invernales

Imagen de archivo del el taponero cubano Aroldis Chapman. EFE/Archivo

Imagen de archivo del el taponero cubano Aroldis Chapman. EFE/Archivo

Ahora si, el merecido descanso, llegó a las Grandes Ligas tras concluir las tradicionales reuniones de invierno en las que los protagonistas fueron los lanzadores con movimiento importantes de cara a la próxima temporada.

El gran deseado, el taponero cubano Aroldis Chapman cumplió su deseo de volver por la puerta grande a los Yanquis de Nueva York después de haber ganado el título de la Serie Mundial con los Cachorros de Chicago.

Otros dos cerrados, Mark Melancon y Wade Davis cambiaron de bullpens, mientras que la gran sorpresa la dieron los Medias Rojas de Boston al conseguir por traspaso al zurdo Chris Sale de los Medias Blancas de Chicago.

La llegada de Sale a Boston, de inmediato los convierte en los Warriors de Golden State de la NBA al fichar durante el descanso del verano al alero estrella Kevin Durant.

Algo que han reconocido los propios rivales como los Yanquis, que sin embargo, se sienten contentos con los excelentes prospectos que tienen en su plantilla y la vuelta de Chapman.

Mientras que los Medias Blancas recibieron un grupo interesante de joven talento con los traspasos de Sale y Adam Eaton, y todavía no han terminado.

El cerrador David Robertson, el abridor colombiano José Quintana y el antesalista Todd Frazier también están disponibles.

“Estamos listos para el reto que encaramos”, indicó el gerente general Rick Hahn. “Lo hemos estado desde hace varios meses, pero todavía no hemos terminado”.

Por su parte, los Reales de Kansas City, un año después de ganar la Serie Mundial, están en una situación distinta.

Varias de sus figuras son candidatos a convertirse en agentes libres después de la próxima temporada, entre ellos el primera base Eric Hosmer, el jardinero Lorenzo Cain y el lanzador Danny Duffy, y Kansas City no quiere perderlos sin obtener nada a cambio.

El equipo empezó la renovación de su plantel al traspasar a Davis a los Cachorros a cambio del guardabosque cubano Jorge Soler, un jugador que hasta ahora no ha cumplido con las expectativas.

Los equipos cada vez valoran más a jugadores que puedan desempeñarse en más de una posición.

Tras el retiro del dominicano David Ortiz, Boston quiere a alguien que pueda jugar como bateador designado y también en la primera base, y Mitch Moreland parece el candidato ideal.

Los Reales consideran a Soler como un jardinero derecho y designado. Y los Nacionales apuntan al novato Trea Turner para que juegue en los jardines y el campocorto, algo que confirmaron con el traspaso del mexicano Danny Espinosa a Los Angelinos de Los Angeles.

Los Astros de Houston podrían experimentar con el boricua Carlos Beltrán en primera base además del puesto de designado.

Mientras que los Rockies de Colorado podría convertir al recién fichado Ian Desmond en un primera base, tras desempeñarse como torpedero con los Nacionales y jardinero durante su estancia en la novena de los Vigilantes de Texas.

A pesar de los movimientos que ya se han dado dentro de algunos equipos todavía quedan peloteros de calidad en el mercado de los agentes libres.

Como sucede con los toleteros Mark Trumbo, los dominicanos Edwin Encarnación y José Bautista, y el jardinero central Dexter Fowler dejó ya a los Cachorros y se fue con los Cardenales de San Luis.

También el taponero Kenley Jansen, quien parece estar en la mira de los Marlins de Miami.

Pero Miami tiene la política de no incluir cláusulas que permitan a los jugadores vetar cualquier traspaso, y eso parece espantar a algunos peloteros y sus representantes.

El presidente de los Marlins, Michael Hill, admitió que no hay motivos para preocuparse.

“Hay que encarar estos acuerdos con la convicción de que estarán juntos por la duración del contrato”, afirmó, pero los hechos como la experiencia vivida por el dominicano José Reyes, que firmó con ellos un contrato por seis años antes de la temporada de 2012, y fue traspasado a los Azulejos de Toronto apenas un año después.

Mientras que el jardinero de los Piratas de Pittsburgh, Andrew McCutchen, parecía tener un pie fuera del equipo durante las reuniones. Al menos es lo que todos pensaban.

Pero el exganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional acudió este fin de semana a la actividad anual con fanáticos de los Piratas.

El gerente general de los Piratas, Neal Huntington, reconoció que habían tenido algunas llamadas para interesarse por McCutchen, pero al final no se dio la que fuese interesante para todos y decidieron que lo correcto era que siguiese con el equipo.


Anuncio