Anuncio
Share

Tovar y de Teresa, el gran creador de las instituciones culturales de México

Personalidades de las artes, la política y la vida social de México coincidieron hoy en destacar el legado del escritor Rafael Tovar y de Teresa, Secretario de Cultura, fallecido esta madrugada, en favor de las instituciones culturales. EFE/ARCHIVO

Personalidades de las artes, la política y la vida social de México coincidieron hoy en destacar el legado del escritor Rafael Tovar y de Teresa, Secretario de Cultura, fallecido esta madrugada, en favor de las instituciones culturales. EFE/ARCHIVO

La muerte en la madrugada de hoy del abogado e historiador Rafael Tovar y de Teresa ha dejado a México no solo sin su secretario de Cultura, sino sin un ferviente creador de instituciones culturales, recordado más por su sensibilidad artística que como funcionario.

Nacido en la Ciudad de México el 6 de abril de 1954, Tovar y de Teresa se graduó de leyes en la Universidad Autónoma Metropolitana, entró al servicio exterior de México apenas a los 25 años y antes de los 30 se desempeñó como ministro de la embajada de México en París.

Fue embajador de México en Roma entre 2001 y 2007 y durante casi cuatro décadas ocupó puestos de responsabilidad, pero su gran legado lo dejó con su trabajo en favor de las instituciones culturales, que creó con perseverancia y un espíritu creativo.

Como fundador del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), creó el canal 22, el Sistema Nacional de Creadores del Arte, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Centro Nacional para la Cultura y las Artes, un programa de apoyo a los estados, entre otras iniciativas.

Hace un año el presidente Enrique Peña Nieto creó la Secretaría de Cultura y puso a Tovar y Teresa al frente de esa institución, convirtiéndose así en el primer ministro de Cultura del país.

La creación del centro de la Imagen en la Ciudadela, mercado de artesanías de la capital, fue otra de las iniciativas que impulsó.

No fue el típico dirigente envuelto en un traje acartonado, sino un amante y protagonista de la cultura y las artes, crítico de música, con novelas y ensayos publicados, así como un lector voraz.

“Fue un hombre con curiosidad insaciable, melómano apasionado, gran lector y amigo”, dijo hoy el escritor Jorge Volpi, quien aceptó sentirse desolado por la muerte del ministro de Cultura, con quien compartía proyectos y el amor a la música.

Tovar y de Teresa publicó en 2009 la novela “Paraíso es tu memoria” (Alfaguara), elogiada por el premio Cervantes Fernando del Paso, uno de los escritores con los que tuvo buena amistad.

También escribió la crónica “El último brindis de Don Porfirio”, que describe la última parte del mandato del dictador Porfirio Díaz.

Hoy, en sus exequias en el Panteón Francés de la capital, sus amigos contaron anécdotas sobre su vida y recordaron cómo aun después de los 60 años mantenía una gran energía y numerosas ideas para por poner la cultura en un alto escalón dentro de las prioridades del Gobierno mexicano.

Rafael Tovar y de Teresa también tuvo cercanía con España, lo cual destacó este sábado el embajador español en México, Luis Fernández-Cid, quien calificó la muerte del secretario de Cultura de irreparable.

El intelectual mexicano tuvo complicaciones de salud que se agravaron en los últimos meses como consecuencia de un cáncer; el pasado jueves fue ingresado en un hospital de la Ciudad de México y la madrugada de este sábado se dio a conocer su deceso.

Desde horas tempranas de hoy, cuando se divulgó la noticia, varias de las principales personalidades del país han rendido honor al escritor en el Panteón Francés, donde este domingo serán cremados sus restos.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, lo describió hoy como un “servidor público de excepción y un incansable promotor de México y su cultura”, después de lo cual anunció su presencia el lunes en un homenaje póstumo al intelectual en el Centro Nacional de las Artes.


Anuncio