Anuncio
Share

Escuelas públicas de Chicago son lugar seguro para indocumentados

La Junta de Educación de Chicago declaró hoy que las 652 escuelas públicas de la ciudad son un "lugar seguro", donde los alumnos estarán libres de discriminación y acoso, sin importar su estatus migratorio. EFE/ARCHIVO

La Junta de Educación de Chicago declaró hoy que las 652 escuelas públicas de la ciudad son un “lugar seguro”, donde los alumnos estarán libres de discriminación y acoso, sin importar su estatus migratorio. EFE/ARCHIVO

La Junta de Educación de Chicago declaró hoy que las 652 escuelas públicas de la ciudad son un “lugar seguro”, donde los alumnos estarán libres de discriminación y acoso, sin importar su estatus migratorio.

Una resolución del distrito, donde el 40 % del alumnado es hispano, prohíbe la “discriminación ilegal o el acoso” de indocumentados, y asegura su acceso a los programas, servicios y actividades que ofrecen las escuelas públicas.

Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) tienen 318.000 alumnos y son el tercer distrito escolar del país en tamaño, después de Los Ángeles y Nueva York.

La resolución no menciona el estatus de “santuario” de Chicago, donde la policía u otros empleados municipales tienen prohibido preguntar el estatus migratorio de las personas o amenazarlas con la deportación.

Pero su aprobación estaría vinculada con una ordenanza reciente, que actualizó el santuario vigente desde hace 33 años, y a las declaraciones del alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, que prometió mantener la protección de los indocumentados y de los jóvenes beneficiados con el alivio migratorio de la Acción Diferida (DACA).

Después de la elección de Donald Trump como presidente del país, quien ha amenazado con deportaciones masivas de indocumentados, CPS reafirmó su compromiso con la “diversidad, tolerancia y ecuanimidad” en las escuelas públicas.

Tras un incidente en una escuela primaria del oeste de la ciudad, donde apareció una esvástica pintada en la puerta principal, el distrito dijo estar vigilante para asegurar un ambiente educativo seguro, “donde todos los alumnos se sientan valorados y respetados”.

Según el Southern Poverty Law Center, el 90 % de 10.000 educadores encuestados en todo el país indicó que el clima escolar fue afectado por el resultado de la elección de Trump, con niños temerosos de que sus padres inmigrantes puedan ser deportados.


Anuncio