Anuncio
Share

Paraguay pide la prisión preventiva para seis presuntos miembros del cártel de Sinaloa

Vista de los mexicanos Jimmy Waine Gallien (i), Marcos Antonio Castro (2i), Martín Manuel Huerta (c) y Armando Carrillo (d), detenidos el pasado 7 de diciembre, luego de prestar declaración en la fiscalía antinarcóticos hoy, viernes 9 de diciembre de 2016, en el Ministerio publico en Asunción (Paraguay). EFE

Vista de los mexicanos Jimmy Waine Gallien (i), Marcos Antonio Castro (2i), Martín Manuel Huerta (c) y Armando Carrillo (d), detenidos el pasado 7 de diciembre, luego de prestar declaración en la fiscalía antinarcóticos hoy, viernes 9 de diciembre de 2016, en el Ministerio publico en Asunción (Paraguay). EFE

La Fiscalía paraguaya pidió hoy la prisión preventiva para los cuatro mexicanos y dos paraguayos detenidos el miércoles en el Gran Asunción y considerados miembros del cártel de Sinaloa, que han sido imputados por tráfico de drogas, tenencia y comercialización de estupefacientes y asociación criminal.

Los seis fueron apresados el pasado miércoles durante un operativo en el que además se requisaron 308 kilos de cocaína de gran pureza en una vivienda de la localidad asuncena de Villa Elisa que tenían como destino Holanda, según informó la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

Todos ellos fueron conducidos hoy desde la base de la Senad, en Asunción, hasta la Fiscalía para prestar declaración, aunque ninguno de ellos declaró, informó a Efe la fiscal encargada del caso, Zulli Figueredo.

La fiscal añadió que, una vez finalizada su comparecencia en la Fiscalía, los detenidos fueron enviados a las instalaciones de la Senad para ser custodiados hasta que sean llamados por el juez de Garantías.

Entre ellos se encuentra el mexicano Jimmy Waine Gallien, considerado el cabecilla del grupo desarticulado, quien se hospedaba en un hotel de lujo de la capital paraguaya que fue requisado por el ente antinarcóticos el jueves pasado.

La Senad, que prosigue la investigación del caso, explicó que seguía a los detenidos desde hace tres meses en una operación conjunta con órganos de inteligencia de Brasil.

Paraguay se ha convertido en una ruta de transformación de la coca boliviana en cocaína para su venta en Brasil, Argentina y otros países, con la implantación de laboratorios clandestinos en su territorio, según las autoridades.


Anuncio