Anuncio
Share

Arrestan a conocido activista por supuestamente estafar indocumentados

En el marco del esfuerzo para prevenir y castigar el fraude contra indocumentados, autoridades de California anunciaron hoy el arresto de Oswaldo Rafael Cabrera, un conocido activista que por años habría prometido a decenas de indocumentados la legalización de su situación migratoria a cambio de grandes sumas de dinero. EFE/ARCHIVO

En el marco del esfuerzo para prevenir y castigar el fraude contra indocumentados, autoridades de California anunciaron hoy el arresto de Oswaldo Rafael Cabrera, un conocido activista que por años habría prometido a decenas de indocumentados la legalización de su situación migratoria a cambio de grandes sumas de dinero. EFE/ARCHIVO

En el marco del esfuerzo para prevenir y castigar el fraude contra indocumentados, autoridades de California anunciaron hoy el arresto de un conocido activista que por años habría prometido a decenas de indocumentados la legalización de su situación migratoria a cambio de grandes sumas de dinero.

Oswaldo Rafael Cabrera, de 48 años, conocido como el director de la Coalición Latinoamericana Internacional (CLI), fue acusado de 22 cargos de hurto mayor, tentativa de hurto mayor, intento de perjurio y conspiración para practicar la abogacía de forma ilegal.

“Debemos estar atentos a los depredadores, como los abogados y consultores de inmigración sin escrúpulos, que se aprovechan de los inmigrantes indocumentados y vulnerables, y luego suelen usar la intimidación para evitar que denuncien estos delitos”, dijo en un comunicado la fiscal general de California, Kamala Harris.

Desde hace más de once años, Cabrera, a través de su labor en su organización, se hizo presente en los medios de comunicación tanto en Los Ángeles como en Nueva York, emprendió huelgas de hambre y apoyó causas de menores indocumentados que cruzaron la frontera para reunificarse con sus padres.

La aparición del activista en la televisión le permitió hacerse de un nombre que le sirvió de ancla para asesorar a decenas de indocumentados y prometerles legalizar sus situaciones tramitando sus documentos migratorios.

Harris resaltó que la estafa de Cabrera ha despojado a docenas de inmigrantes de los ahorros que tanto les ha costado ganar y ha destrozado familias.

“Los estafadores que se aprovechan de los inmigrantes, que intentan abrirse paso en un sistema complicado, deben rendir cuentas de sus actos”, sentenció.

La investigación contra Cabrera habría comenzado tras unas quejas contra CLI que vendrían incluso desde el 2013.

En la acusación, la fiscalía alega que el hispano con frecuencia se presentó como un abogado y prestó asesorías y servicios legales cobrando hasta 9.000 dólares.

Las autoridades aseguran que en varios casos el mal manejo que el acusado dio a las solicitudes de legalización tuvo consecuencias irreparables y culminó en la deportación de los inmigrantes.

La esposa de Cabrera, María Marcelina Rodas, de 54 años, también fue detenida en el proceso.

Estas iniciativas y esfuerzos no sólo se dan en California, sino también en Nueva York, donde la Alcaldía junto al Departamento de Asuntos del Consumidor y de Asuntos del Inmigrante lanzó una campaña para detener estafas a indocumentados de falsos abogados de inmigración.

Según la comisionada de Asuntos del Consumidor de Nueva York, Lorelei Salas, en los últimos meses, las quejas sobre este tipo de fraudes han aumentado.

También, la lucha contra los notarios -que crean confusión, al tener otra aceptación legal a la de los países latinoamericanos- se ha desplegado por todo el Estado Dorado.

La semana pasada, los fiscales del condado de Riverside lograron que un juez declarara culpable a Sara Salcido, de 39 años, por seis cargos de robo mayor y un delito menor de aceptar compensación económica mientras actuaba como una consultora de inmigración.

Los esfuerzos para detener las prácticas ilegales incluso lograron que la directora de la organización proinmigrante Hermandad Mexicana Transnacional, Gloria Saucedo, fuera condenada por practicar leyes de migración sin tener una licencia de abogada, lo que afectó adversamente el estatus migratorio de al menos siete clientes.

Tanto en la ciudad de Nueva York como en California, las autoridades están trabajando con expertos para tratar que los afectados reciban ayuda legal.

Cabrera se presentará este viernes en una corte de Los Ángeles y enfrenta una fianza de 600 mil dólares; mientras que Salcido tendrá que esperar hasta el próximo enero su condena de hasta cinco años y cuatro meses.

Las autoridades instaron nuevamente a los inmigrantes que se sientan estafados en sus procesos de inmigración a denunciar a las oficinas de asuntos del consumidor, y aseguraron que su situación migratoria no afectará la denuncia que realicen.


Anuncio