Anuncio
Share

México y EE.UU. buscan impulso a competitividad con Diálogo de Alto Nivel

Altos funcionarios del Gobierno de México y de EE.UU. llevaron a cabo ayer una videoconferencia para dar seguimiento al Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), que busca potenciar la competitividad, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“La videoconferencia permitió dar seguimiento al progreso de los acuerdos alcanzados por este mecanismo luego de la Tercera Reunión Anual del DEAN, celebrada en esta ciudad en febrero pasado, y definir los proyectos bilaterales que permitirán fortalecer la competitividad de ambos países”, indicó en un comunicado.

Esta videoconferencia de medio término fue encabezada por la parte mexicana por la titular de la SRE, Claudia Ruiz Massieu, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo y la subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio.

Por Estados Unidos, presidió la secretaria de Comercio, Penny Pritzker, y se contó con la participación del subsecretario Adjunto para Asuntos Internacionales de Seguridad Interna, Alan Bersin, la subsecretaria de Crecimiento Económico, Energía y Ambiente del Departamento de Estado, Catherine Novelli, y la embajadora en México, Roberta Jacobson.

El DEAN fue creado por los presidentes Enrique Peña Nieto y Barack Obama en mayo de 2013 como mecanismo de alto nivel, liderado por los secretarios de Estado de México y Estados Unidos.

Nació con el objetivo de fortalecer la relación económica y comercial entre ambos países, así como promover el crecimiento, la creación de empleos, la alineación de políticas públicas y la competitividad de la región.

“El DEAN parte del principio de que México y Estados Unidos son aliados estratégicos e importantes socios comerciales. Reconoce que los dos países no solo comparten 3.200 kilómetros de frontera, sino una relación dinámica que genera un comercio bilateral anual de más de 538.000 millones de dólares”, agregó el escrito.

Este mecanismo se reúne de manera anual para discutir proyectos e iniciativas alrededor de tres prioridades: la promoción de la competitividad y conectividad; el fomento al crecimiento económico, la productividad y la innovación; y la colaboración para avanzar un liderazgo regional y global.

Entre los temas abordados durante esta videoconferencia destacan la relevancia de la institucionalización de este mecanismo, en virtud de que ha mostrado ser un foro flexible y dinámico para avanzar en los temas prioritarios de la agenda bilateral.

Los logros alcanzados desde su creación y las prioridades para el 2017 se han enfocado en seis áreas estratégicas: energía, fronteras modernas, desarrollo de la fuerza laboral, cooperación regulatoria, asociación para el liderazgo regional y global, y la participación de actores relevantes del sector privado y la sociedad civil.


Anuncio