Anuncio
Share

Certifican en Puerto Rico primera cooperativa de confinadas

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) de Puerto Rico, Einar Ramos, anunció hoy la certificación de la primera cooperativa de confinadas en Latinoamérica, como parte de los programas de rehabilitación para impulsar el emprendimiento entre la población correccional. EFE/ARCHIVO

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) de Puerto Rico, Einar Ramos, anunció hoy la certificación de la primera cooperativa de confinadas en Latinoamérica, como parte de los programas de rehabilitación para impulsar el emprendimiento entre la población correccional. EFE/ARCHIVO

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) de Puerto Rico, Einar Ramos, anunció hoy la certificación de la primera cooperativa de confinadas en Latinoamérica, como parte de los programas de rehabilitación para impulsar el emprendimiento entre la población correccional.

La cooperativa, de nombre “Taínas”, está compuesta por 12 socias que tomaron la iniciativa de emprender el proyecto para vender lazos, diademas, zapatillas de bebés, gorras decoradas y bolsa de compra confeccionados con material de malla reciclado, entre otros productos.

Según explicó el titular de la agencia, los trámites para crear la cooperativa comenzaron hace cuatro años.

“Este grupo de confinadas es un ejemplo de determinación en búsqueda de superación y crecimiento. Ellas decidieron emprender como futuras empresarias y se organizaron mediante la cooperativa. De mi parte siempre tendrán el respaldo y exhorto a la nueva administración a mantener este tipo de proyecto que promueve la rehabilitación entre la población que atendemos”, dijo Ramos.

Por su parte, la primera dama, Wilma Pastrana, quien participó del anuncio, destacó que “de eso se trata la inclusión y la rehabilitación”.

“En eso es que yo creo porque sus vidas no pueden ser marginadas, no pueden ser ignoradas ni olvidadas. Y cuando decíamos que tenemos que seguir poniendo primero a la gente, también hablábamos de nuestras mujeres y jóvenes confinadas. El trato justo y digno nunca puede negarsele a quien quiere crecer”, dijo.


Anuncio