Anuncio
Share

Centro latino de Filadelfia se reivindica como movimiento de resistencia

Una modelo posa con una bandera de Puerto Rico hoy, miércoles 7 de diciembre de 2016, en la inauguración de la ampliación de las instalaciones del centro puertorriqueño El Corazón Cultural del Barrio, en Filadelfia (EE.UU.). EFE

Una modelo posa con una bandera de Puerto Rico hoy, miércoles 7 de diciembre de 2016, en la inauguración de la ampliación de las instalaciones del centro puertorriqueño El Corazón Cultural del Barrio, en Filadelfia (EE.UU.). EFE

El centro puertorriqueño El Corazón Cultural del Barrio de Filadelfia (Pensilvania) inauguró hoy la ampliación de sus instalaciones para reivindicarse como movimiento de resistencia ante la intolerancia contra la comunidad latina.

La directora ejecutiva de Taller Puertorriqueño, la entidad que administra el centro, Carmen Febo-San Miguel, también reivindicó el espacio en una entrevista con Efe como una “posición política” ante los ataques a las minorías, entre ellas los latina, surgidos recientemente en el país.

“Para nosotros, Taller Puertorriqueño es, y hasta cierto punto siempre ha sido, un movimiento de resistencia y una posición política de reivindicación. Por eso este proyecto va más allá y utiliza las representaciones artísticas para preservar nuestra cultura y reivindicarla”, añadió Febo-San Miguel.

La directora destacó que, en los momentos como el actual en los que la intolerancia se ha expandido, la representación de personas y de tradiciones es más importante que nunca, y que por ello la ampliación de su centro supone un motivo adicional de alegría para la comunidad latina y puertorriqueña en Filadelfia.

El Corazón Cultural, nuevo centro de Taller Puertorriqueño, se convertirá en su casa permanente para crear un espacio cultural y una intersección para el arte latino y expandir su capacidad de servicio a la comunidad, y así reafirmar su compromiso de preservar y enriquecer la herencia cultural puertorriqueña en la ciudad.

Fundado en 1974, la misión del Taller Puertorriqueño ha sido preservar, desarrollar y promover las expresiones artísticas y culturales puertorriqueñas, además de comprometerse con la representación de calidad y el apoyo de las otras culturas latinas y sus raíces comunes.

Para ello, el centro cultural organiza programas de educación y capacitación que promueven la riqueza y belleza como un mecanismo de avance para crear un ambiente de oportunidad con las artes.

La portavoz de la organización puertorriqueña también afirmó su preocupación por el futuro de proyectos como el suyo tras la victoria electoral de Donald Trump y de sus mensajes contrarios a la inmigración y hostiles con la comunidad latina.

Por su parte, el alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, que acudió al evento de inauguración del centro, defendió su ciudad como multicultural, multiétnica y multilingüe, y aseguró que seguirá siendo un lugar de acogida de todas las culturas.

“Las ciudades pueden liderar, y Nueva York, Filadelfia, Boston, Washington y Los Ángeles, entre muchas otras, vamos a liderar sin importar lo que vaya a hacer el grupo (gobierno) de Washington, y vamos a cuidar de nuestra gente”, añadió Kenney en referencia a los planes de Trump de deportar indocumentados.

Febo-San Miguel celebró el cumplimiento de un sueño de muchos años de poder ampliar su centro en infraestructuras y en actividades para continuar acercando las culturas puertorriqueña y latina, mediante las expresiones artísticas, a las nuevas generaciones.


Anuncio