Anuncio
Share

La Corte ampara alcalde de Ciudad de México contra arresto administrativo

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió hoy un amparo al alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para que no se ejecute un arresto administrativo en su contra. EFE/ARCHIVO

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió hoy un amparo al alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para que no se ejecute un arresto administrativo en su contra. EFE/ARCHIVO

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió hoy un amparo al alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para que no se ejecute un arresto administrativo en su contra.

La primera sala del Tribunal Federal del Conciliación y Arbitraje solicitó el arresto administrativo contra Mancera, de entre 24 y 36 horas, por un supuesto desacato respecto a un laudo laboral.

A propuesta del ministro José Fernando Franco González Salas, la segunda sala otorgó el amparo a Mancera con el argumento de que el Tribunal Federal carecía de atribuciones para imponer el arresto como medida de apremio.

El funcionario se amparo desde hace casi un año para que la Policía Federal Ministerial de la Procuraduría (Fiscalía) General de la República no ejecutar la orden de arresto.

En el amparo se argumentó que el acuerdo reclamado no se ajusta a diversos artículos de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado pues ésta “sólo autoriza la imposición de multas hasta por mil pesos como medida para hacer cumplir las resoluciones en materia burocrática”.

La segunda sala confirmó, con base en la jurisprudencia, que la Ley no autoriza la imposición del arresto como medida cautelar y afirmó que “la multa es el único medio de apremio previsto”.

El origen de la queja se remonta al 26 de marzo de 2002, cuando Andrés Manuel López Obrador era alcalde la Ciudad de México y la primera sala del Tribunal de Federal de Conciliación y Arbitraje emitió un fallo en un juicio laboral en el que condenó al funcionario a reconocer que era “de base” la plaza de un trabajador que prestaba sus servicios en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.


Anuncio