Anuncio
Share

Corte niega amparo por daño moral a joven que aparece en documental crítico

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó hoy el amparo a Víctor Reyes, primo de un joven que fue asesinado y alegaba haber sufrido daño moral derivado de su aparición en el documental "Presunto Culpable", un trabajo crítico con el sistema judicial mexicano. En la imagen de 2012, Layda Negrete (i), productora del documental "Presunto culpable". EFE/Embajada de Estados Unidos/ARCHIVO

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó hoy el amparo a Víctor Reyes, primo de un joven que fue asesinado y alegaba haber sufrido daño moral derivado de su aparición en el documental “Presunto Culpable”, un trabajo crítico con el sistema judicial mexicano. En la imagen de 2012, Layda Negrete (i), productora del documental “Presunto culpable”. EFE/Embajada de Estados Unidos/ARCHIVO

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó hoy el amparo a Víctor Reyes, primo de un joven que fue asesinado y alegaba haber sufrido daño moral derivado de su aparición en el documental “Presunto Culpable”, un trabajo crítico con el sistema judicial mexicano.

Reyes, primo de la víctima, fue un “testigo fundamental” en el caso. Su declaración incriminó a Antonio Zúñiga, “Toño”, en el homicidio y el documental demostró que su relato había sido falso.

La Corte negó la propuesta del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena para la protección constitucional solicitada al considerar que “la información relativa al recurrente, que fue incluida en el documental ‘Presunto Culpable’, estaba directamente relacionada con el interés público que le es propio al proceso penal”.

La primera sala de la Suprema Corte consideró que “el proceso penal debe estar orientado a materializar bienes constitucionales esenciales” como el derecho a la verdad, la presunción de inocencia, el combate a la impunidad y la reparación del daño ocasionado por la comisión del delito.

En su resolución, la Corte consideró que la sociedad en general “tiene interés en conocer cómo se tramitan y resuelven los asuntos en materia penal en nuestro país”.

“Toño” fue condenado por el homicidio de Juan Carlos Reyes, pero después, en una revisión del caso, fue exculpado y liberado.

En marzo de 2011, dos semanas después su estreno, una juez ordenó la suspensión provisional de su exhibición, distribución y promoción tras la presentación de un recurso de amparo por parte de uno de los testigos, Reyes, quien participaron en el juicio y alegó que no autorizó el uso de su imagen.

En su oportunidad, el filme se difundió mediante 200 copias, distribuidas en 21 ciudades de México.

El caso fue filmado los productores Layda Negrete y Roberto Hernández, que obtuvieron un permiso para meter las cámaras a la cárcel, una práctica inusual en este país.


Anuncio