Anuncio
Share

La industria petrolera de Texas, a la expectativa de las políticas de Trump

La industria petrolera de Texas, el mayor productor de crudo de EEUU, está a la expectativa de las políticas prometidas por el presidente electo, Donald Trump, que aseguró en campaña electoral que impulsaría medidas proteccionistas y de desregulación del sector. EFE/ARCHIVO

La industria petrolera de Texas, el mayor productor de crudo de EEUU, está a la expectativa de las políticas prometidas por el presidente electo, Donald Trump, que aseguró en campaña electoral que impulsaría medidas proteccionistas y de desregulación del sector. EFE/ARCHIVO

La industria petrolera de Texas, el mayor productor de crudo de EEUU, está a la expectativa de las políticas prometidas por el presidente electo, Donald Trump, que aseguró en campaña electoral que impulsaría medidas proteccionistas y de desregulación del sector.

En declaraciones a Efe, el profesor del Departamento de Ingeniería de Petróleo y Geosistemas de la Universidad de Texas, Carlos Torres-Verdin, señaló hoy que la industria petrolera seguramente tendrá “más libertad de acción en extracciones y exploraciones en EEUU” a raíz de la llegada de Trump al poder.

“Estas medidas tienen efecto a largo plazo, por lo que está por verse si son decisiones positivas o negativas para el sector y para la sociedad”, aclaró Torres.

En este sentido, el experto en geofísica y petrofísica apuntó que desregular la industria petrolera generará más oferta de hidrocarburo en un mercado actualmente saturado, lo que seguramente ocasionará fuertes oscilaciones en los precios del petróleo y gas en la búsqueda de equilibrio entre oferta y demanda interna y externa.

Trump prometió en campaña electoral revertir las regulaciones federales que bajo el mandato del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se han dirigido a las emisiones de combustibles fósiles de la industria, entre otras.

El magnate negó durante meses la realidad del cambio climático y llegó a decir en las redes sociales que se trata de un “engaño de los chinos”.

Trump también se mostró partidario de “cancelar” los acuerdos sobre medioambiente de la convención de París celebrada en 2015 y suscritos por más de 170 países y aseguró que “retiraría” todos los fondos de EEUU para la ONU que tengan que ver con el cambio climático.

En este sentido, Christi Craddick, la nueva presidenta de la Comisión de Ferrocarriles de Texas, la agencia estatal que regula la industria de petróleo y gas, celebró ayer la elección de Trump, de quién dijo que espera “cambios positivos”.

“Estamos en un momento crucial para el enorme crecimiento de la energía en EEUU, y particularmente en Texas”, agregó Craddick, que confía en que el Gobierno Trump trate a la industria petrolera “como se merece” y cumpla con las medidas proteccionistas prometidas.


Anuncio