Anuncio
Share

Mitad niños de Denver afectados por ingestión de plomo son de barrios latinos

Más de la mitad de los niños de Denver (Colorado) afectados por problemas de salud causados por ingestión de plomo no detectada viven en tradicionales barrios con alto porcentaje de inmigrantes latinos y viviendas construidas hace más de cuatro décadas, revela un informe difundido hoy por expertos locales. EFE/ARCHIVO

Más de la mitad de los niños de Denver (Colorado) afectados por problemas de salud causados por ingestión de plomo no detectada viven en tradicionales barrios con alto porcentaje de inmigrantes latinos y viviendas construidas hace más de cuatro décadas, revela un informe difundido hoy por expertos locales. EFE/ARCHIVO

Más de la mitad de los niños de Denver (Colorado) afectados por problemas de salud causados por ingestión de plomo no detectada viven en tradicionales barrios con alto porcentaje de inmigrantes latinos y viviendas construidas hace más de cuatro décadas, revela un informe difundido hoy por expertos locales.

El reporte, preparado por Burt Hubbard y Kristin Jones para The Colorado Trust, una fundación dedicada a la equidad estatal, se basa en datos oficiales de 2013, el año más reciente con información disponible, e indica que el 60 % de los niños que presentan elevada cantidad de plomo en su organismo se encuentran en sólo cinco barrios, todos ellos hispanos.

Se trata de los vecindarios de Montbello, en el extremo noreste de la ciudad; Elyria y Swansea, en el norte de la ciudad; y los barrios latinos en el suroeste de Denver.

En esas áreas, uno de cada diez niños presentó un alto nivel de plomo en su sangre.

“El análisis hecho por The Colorado Trust de los resultados de los exámenes médicos en cada código postal encontró que 239 de los 5500 niños examinados en Denver en 2013 tenían 5 microgramos por decilitro o más de plomo en su sangre, según el examen de sangre capilar”, especifica el reporte.

El documento agrega que “es importante notar que los 5500 niños examinados para detectar la presencia de plomo son probablemente sólo una fracción de los niños elegibles según las normas estatales”.

Además, las autoridades de salud de Denver y del Estado de Colorado sólo intervienen en aquellos casos en los que se confirma un nivel elevado de plomo en la sangre de los niños, lo que sucede en menos del 4 % de los niños examinados, es decir, unos 200 casos al año.

La intervención incluye una visita a la casa del niño afectado para implementar un plan de remodelación que elimine la presencia de fuentes de plomo en esa vivienda.

Pero con un costo promedio de unos 9000 dólares para esa tarea (debido a la antigüedad de las viviendas afectadas), pocas familias cuentan inmediatamente con esos recursos como para cumplir con esa exigencia y tampoco califican para los préstamos para realizar esas reparaciones.

En los barrios de Elyria y Swansea, la intoxicación con plomo se complica al combinarse con la presencia de arsénico y otros contaminantes debido a una empresa metalúrgica que aunque ya está cerrada operó durante décadas en esas barriadas.

En esos dos vecindarios, el 70 % de los residentes son latinos, el 36 % vive en pobreza y el 25 % son inmigrantes, según datos del Buró del Censo.

No obstante, es en el oeste de Denver, donde el 90 por ciento de las casas se construyó antes de 1980, donde se concentra la mayor cantidad de niños contaminados con plomo, afirma el reporte.


Anuncio