Anuncio
Share

Ciudad de México aprueba una Ley de Vivienda que busca combatir especulación

La nueva Ley de Vivienda fue promovida por la diputada Dunia Ludlow, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), y por el diputado Leonel Luna Estrada, coordinador del Grupo Parlamentario del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD). EFE/Archivo

La nueva Ley de Vivienda fue promovida por la diputada Dunia Ludlow, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), y por el diputado Leonel Luna Estrada, coordinador del Grupo Parlamentario del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD). EFE/Archivo

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó hoy una nueva Ley de Vivienda con 34 votos a favor y 21 abstenciones, que busca combatir la segregación, la desigualdad social y la especulación, informó hoy la institución.

“El andamiaje jurídico sobre el cual se sustentará la nueva política de vivienda en la Ciudad de México vio la luz este martes durante la sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa luego de que los legisladores aprobaran el dictamen”, explicó en un boletín.

La nueva Ley de Vivienda fue promovida por la diputada Dunia Ludlow, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), y por el diputado Leonel Luna Estrada, coordinador del Grupo Parlamentario del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ludlow defendió el dictamen, agregando que este se construyó durante casi un año y a través de la consulta de académicos, especialistas, organizaciones de vivienda, desarrolladoras, vecinos organizados, notarios, institutos de investigación, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, ONU-hábitat, entre otros.

“La ley obliga a autoridades a que la vivienda sea adecuada, lo que significa que tenga seguridad jurídica; servicios básicos y espacios públicos adecuados; espacio suficiente para garantizar el desarrollo familiar y personal y sea asequible al nivel de ingresos de sus ocupantes”, explicó.

También señaló que la nueva ley integra normas y mecanismos para materializar el derecho a la vivienda de los habitantes de la capital.

Al mismo tiempo, combate “el fenómeno de segregación y desigualdad social, el cual es llevado al límite cuando solo los sectores de mayor poder adquisitivo pueden satisfacer la demanda de un hogar”, agregó el escrito.

En síntesis, busca convertir la vivienda en el eje articulador de un nuevo proceso de desarrollo urbano y evitar así la especulación inmobiliaria que ha gentrificado muchas áreas de la ciudad.

“Fortalecemos la vivienda de interés social y popular; así como al mejoramiento y la autoproducción en todas sus modalidades”, dijo.

Así, será el Gobierno de la Ciudad de México el responsable de presentar, a través de Secretaría de Desarrollo Urbano (Seduvi), el programa sectorial y las políticas necesarias para satisfacer las diversas necesidades de la población.

Mientras, el Instituto de Vivienda será el único ente encargado de elaborar y aplicar el Programa Institucional de Vivienda de interés social y popular.

Con la ley también nace el Sistema de Información y Evaluación de Vivienda de la Ciudad de México, así como el Consejo de Vivienda, el cual tendrá que planear y evaluar la política en la materia.

Por último, Ludlow advirtió que la Ley de Vivienda no desconoce los escándalos de corrupción acontecidos en años recientes.

“Creamos un nuevo paradigma y rompemos el viejo molde, creando un ordenamiento integral y ordenado, que tomó en cuenta las mejores prácticas”, agregó.

Contraria a esta nueva ley, la diputada del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Ana Ángeles Valencia, dijo que esta ley es “inoperante” desde su creación, pues perderá vigencia cuando nazca la Primera Constitución de la Ciudad de México, que se encuentra en la fase de debate y redacción.


Anuncio