Anuncio
Share

Ministro asegura que la educación mexicana debe aspirar a más

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, celebró hoy que México está por encima del promedio de los países de América Latina en rendimiento en ciencias, lectura y matemáticas, pero reconoció que el país debe aspirar a más. EFE/ARCHIVO

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, celebró hoy que México está por encima del promedio de los países de América Latina en rendimiento en ciencias, lectura y matemáticas, pero reconoció que el país debe aspirar a más. EFE/ARCHIVO

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, celebró hoy que México está por encima del promedio de los países de América Latina en rendimiento en ciencias, lectura y matemáticas, pero reconoció que el país debe aspirar a más.

“México está por encima del promedio de los países de América Latina, con un nivel de desarrollo comparativo o similar, de hecho se encuentra con los mejores resultados después de Uruguay y Chile”, señaló en conferencia de prensa.

Sin embargo, “quisiéramos que esté más cerca de los promedios de los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), añadió.

Según el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (Pisa) 2015 elaborado por la OCDE, los estudiantes mexicanos obtuvieron 416 puntos, 77 por debajo de la media del organismo integrado por 34 naciones.

En lectura, los jóvenes sacaron 423 puntos frente a los 493 del promedio OCDE, mientras que en matemáticas lograron apenas 408 unidades, 82 abajo de la media de la organización.

Nuño señaló que los resultados de México muestran una menor diferencia por nivel socioeconómico que en otros países, lo que habla, en términos relativos de desarrollo comparables, de una mayor equidad en el sistema educativo que en el resto de América Latina.

Sin embargo, mostró su decepción porque el nivel de los estudiantes mexicanos aún están lejos de los mejores del mundo, por lo que destacó la necesidad de mejorar la calidad educativa a través de la aplicación de la reforma del sector impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

“La conclusión de los resultados que vemos hoy en Pisa reitera, desde nuestra óptica, la necesidad de la reforma educativa, que nos da los instrumentos y la agenda para mejorar la calidad de la educación”, aseveró.

Si bien aceptó que prácticamente en cada rincón del país hay una escuela y un maestro, y México es el quinto sistema educativo público más grande del mundo con 34 millones de alumnos y dos millones de docentes, indicó que durante años se acumularon vicios en el sistema.

Entre ellos, mencionó “la venta y la herencia de plazas (educativas), o no permitir que los maestros pudieran tener una carrera a partir de su propio mérito o que por lo menos lo dificultaba”.

Esas prácticas, así como la incapacidad de tener un sistema o una profesionalización de los maestros y el olvido de las escuelas, conspiraron en contra de la calidad de la educación.

Uno de los puntos clave de la reforma educativa, cuya aprobación provocó protestas violentas de un sector de los maestros, es la profesionalización y evaluación de los maestros, recordó.

La primera permitirá la mejor selección de los educadores y la segunda servirá para tener mejor información sobre dónde están las fortalezas y debilidades de los maestros, añadió.


Anuncio