Anuncio
Share

Rahm Emanuel informa que habló con Trump de transición y de inmigración

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, informó hoy que discutió el estatus de ciudad santuario, que protege a los indocumentados, durante una llamada telefónica que le hizo el presidente electo Donald Trump. EFE/ARCHIVO

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, informó hoy que discutió el estatus de ciudad santuario, que protege a los indocumentados, durante una llamada telefónica que le hizo el presidente electo Donald Trump. EFE/ARCHIVO

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, informó hoy que discutió el estatus de ciudad santuario, que protege a los indocumentados, durante una llamada telefónica que le hizo el presidente electo Donald Trump.

Según reveló a periodistas, Trump quería hablar de la transición en la Casa Blanca y lo consultó por su experiencia como asesor del presidente Bill Clinton y jefe de gabinete durante el primer año de Gobierno de Barack Obama.

“Hablamos de muchas cosas, pero yo dejé bien claro las cosas que más me importan”, dijo Emanuel sobre temas de entre ellos el estatus de santuario de Chicago que el alcalde prometió mantener y ampliar después de la elección de Trump.

“Sé muy bien cómo hablar con presidentes, para ser franco y directo”, agregó, sin dar detalles o revelar la fecha de la conversación.

“Trump es un inversionista en esta ciudad que, quiero ser claro, es una ciudad santuario y por muchas razones”, agregó.

Emanuel no reveló cuál fue la respuesta de Trump, quien también habría llamado a los alcaldes de Nueva York y Los Ángeles, aparentemente para hablar igualmente de la transición.

En Chicago, una ley que rige desde hace 33 años y fue actualizada recientemente, prohíbe que la policía pregunte sobre el estatus migratorio de las personas y que amenacen con la deportación a los indocumentados.

Al día siguiente de la elección de Trump, que durante su campaña prometió deportar a millones de indocumentados, el alcalde emitió una declaración donde reafirmó las protecciones del santuario y afirmó que todo seguiría igual, a pesar del cambio de Gobierno el próximo 20 de enero.

Las relaciones de Trump con Chicago no son buenas en estos momentos, por haber afirmado durante el primer debate presidencial que era un ejemplo de ciudad arrasada por la violencia descontrolada.

Debido a esas declaraciones, el Concejo Municipal de Chicago resolvió el 1 de noviembre revocar un homenaje al magnate y retirar dos carteles colocados por la municipalidad en 2006, que designaban como “Trump Plaza Honorary” a la calle ubicada frente a la torre de 98 pisos y hotel que construyó el magnate junto al río Chicago.


Anuncio