Anuncio
Share

Envían a Cabo Verde a un preso yemení del penal de Guantánamo

Un preso yemení recluido en la cárcel de la base estadounidense de Guantánamo (Cuba) fue liberado y trasladado a Cabo Verde como parte de los esfuerzos para cerrar ese penal, informó hoy el Departamento de Defensa de EE.UU. EFE/ARCHIVO

Un preso yemení recluido en la cárcel de la base estadounidense de Guantánamo (Cuba) fue liberado y trasladado a Cabo Verde como parte de los esfuerzos para cerrar ese penal, informó hoy el Departamento de Defensa de EE.UU. EFE/ARCHIVO

Un preso yemení recluido en la cárcel de la base estadounidense de Guantánamo (Cuba) fue liberado y trasladado a Cabo Verde como parte de los esfuerzos para cerrar ese penal, informó hoy el Departamento de Defensa de EE.UU.

Las autoridades estadounidenses liberaron a Shawqi Awad Balzuhair al considerar que su internamiento “no sigue siendo necesario para la protección contra una amenaza continua y significativa para la seguridad de Estados Unidos”, indicó el Pentágono en un comunicado.

Balzuhair llevaba recluido sin cargos en Guantánamo, cárcel que alberga a sospechosos de terrorismo, desde octubre de 2002, tras su detención en Karachi (Pakistán) junto a otros supuestos miembros de la red terrorista Al Qaeda.

Tras la puesta en libertad del ciudadano yemení, un total de 59 presos continúan en las celdas de Guantánamo, 20 de los cuales han recibido el visto bueno para su liberación.

Estados Unidos no repatría a ningún recluso a Yemen por la guerra civil que vive ese país y tiene que negociar con otros estados la acogida de los presos que logran la libertad, como ha ocurrido con Cabo Verde.

El Gobierno estadounidense se mostró “agradecido” al país africano por “su gesto humanitario y voluntad de apoyar los esfuerzos de EE.UU. para cerrar el centro de detención de la bahía de Guantánamo”, agregó la nota oficial.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, presentó en febrero pasado un plan para cerrar la prisión de Guantánamo mediante el traslado de presos a territorio nacional y la liberación de otros, objetivo que se topó con el rechazo de la oposición republicana en el Congreso.

El pasado mes, Obama, lamentó no haber podido cumplir su promesa de clausurar la “maldita” prisión, que su sucesor, el republicano Donald Trump, ha prometido mantener abierta.

La base naval estadounidense de Guantánamo acoge desde 2002 el penal, establecido por el entonces presidente republicano George W. Bush para los detenidos por terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 perpetrados contra el país norteamericano.


Anuncio