Anuncio
Share

Decrece el porcentaje de latinos en el mayor distrito escolar de Colorado

El porcentaje de estudiantes latinos en las Escuelas Públicas de Denver (DPS), el mayor distrito escolar en Colorado, ha decrecido año tras años desde principios de esta década y si continúa así los hispanos dejarían de ser la mayoría en ese distrito, revelan datos oficiales difundidos hoy. EFE/ARCHIVO

El porcentaje de estudiantes latinos en las Escuelas Públicas de Denver (DPS), el mayor distrito escolar en Colorado, ha decrecido año tras años desde principios de esta década y si continúa así los hispanos dejarían de ser la mayoría en ese distrito, revelan datos oficiales difundidos hoy. EFE/ARCHIVO

El porcentaje de estudiantes latinos en las Escuelas Públicas de Denver (DPS), el mayor distrito escolar en Colorado, ha decrecido año tras años desde principios de esta década y si continúa así los hispanos dejarían de ser la mayoría en ese distrito, revelan datos oficiales difundidos hoy.

Según esas cifras, DPS cuenta en la actualidad con poco más de 92.000 estudiantes, es decir, 20.000 alumnos más que hace diez años; pero a pesar de ese crecimiento y a pesar de la constante llegada de nuevos residentes a Denver (83.000 en cinco años), el porcentaje de latinos ha disminuido del 58 % al 55 % desde 2010.

A la vez, el porcentaje de estudiantes blancos subió del 20 % al 23 %, mientras que no hubo cambios significativos en los otros grupos éticos.

Según datos oficiales indican que del 2012 a la fecha se redujo en cinco puntos (72 % al 67 %) la cantidad de estudiantes que acceden a comidas gratis o a precios reducidos (un frecuente indicador de pobreza).

Esos importantes cambios demográficos han tenido aparentemente una repercusión en el acceso de los estudiantes a los programas específicos de DPS y en su rendimiento académico.

Por ejemplo, desde principios de la década ha disminuido la participación de alumnos en los programas para estudiantes con problemas de incapacidad física o desórdenes mentales, con la excepción del autismo.

Además, en el período mencionado, cada vez son menos los estudiantes de familias de bajos recursos o que no hablan inglés como lengua materna que asisten a clases en escuelas de alto rendimiento.

Para el superintendente Tom Boasberg, la nueva situación debe interpretarse como una nueva oportunidad “de comenzar la conversación sobre lo que realmente significa equidad”.

“El poder de la esperanza y la profundidad del compromiso de la comunidad con nuestros niños nos impulsa a través de estos momentos difíciles hacia un futuro más brillante y a una ciudad más fuerte”, comentó Boasberg en declaraciones preparadas enviadas a Efe.

“Eso es lo que me da energías sobre la tarea a realizar”, puntualizó.

El superintendente reconoció que los comentarios de la comunidad y los datos actuales “no siempre son lo que nos gustaría escuchar”, como, por ejemplo, el hecho de que mientras el 71 % de los estudiantes blancos asisten a escuelas de buen rendimiento académico, sólo el 40 % de hispanos y afroamericanos y el 47 % de quienes no hablan inglés se beneficia con esa oportunidad.

“La equidad es uno de los valores centrales compartidos de DPS. Espero que la voluntad de la gente para tener conversaciones honestas y auténticas nos lleve al cambio necesario”, declaró Boasberg.


Anuncio