Anuncio
Share

De La Hoya le resta importancia al dopaje de Canelo pues el clembuterol es ‘normal’ en México

(GETTY IMAGES)

La semana pasada, de último minuto, se pudo salvar la nueva pelea de revancha entre Saúl Álvarez y Gennady Golovkin que esta programada para el 15 de septiembre en Las Vegas.

Tras semanas de negociaciones, la promotora del mexicano, Golden Boy Promotions, le había dado al kazajo un plazo para aceptar una bolsa de 57.5-42.5.

‘GGG’ buscaba una de 50-50 debido a que es el campeón y a las perdidas monetarias que sufrió después de que se tuviera que cancelar el original segundo pleito entre los dos de mayo debido a que Canelo fue suspendido por dar positivo a la sustancia prohibida clembuterol.

Al llegar la hora límite, Golovkin aún no había aceptado el trato. Todo parecía perdido, hasta que el equipo del pelirrojo le hizo una mejor oferta: 55-45.

Esta semana Óscar De La Hoya, el promotor de Álvarez reveló que tuvo que desembolsar dinero suyo para que se pudiera efectuar lo que el considera la pelea “más grande” que se puede montar en el boxeo en este momento.

“No podría dejar que se deshiciera. Terminé poniendo dinero de mi propio bolsillo para que se llevara a cabo. Me faltan algunos dólares, pero está bien”, dijo el ‘Golden Boy’ a TMZ. “‘GGG’ quería un pedazo más grande del pastel, unos millones más. Canelo se aferró y no quiso ceder nada de sus ganancias. Tuve que poner la diferencia”.

De La Hoya dejó ver que su peleador estaba en todo su derecho de pedir más dinero que Golovkin.

“Canelo quería una parte mayor de la bolsa por razones obvias. Él es la estrella y la atracción principal. Puede pelear dos veces y ganar la misma cantidad de dinero que ganaría en un combate contra Golovkin. Sin embargo, Golovkin tendría que pelear como 15 veces para ganar lo que ganaría ante Canelo”, contó.

En cuanto a la imagen del pelirrojo tras estar envuelto en el caso de dopaje, el que él a una contaminación alimenticia por comer carne en México, De La Hoya dijo que por lo menos en su país, Canelo tiene el respaldo total del público pues allá el clembuterol es un problema social.

La sustancia, que está en la lista negra de varios organismos de antidopaje, es usado ilegalmente en la engorada de ganado.

“Ahorita en México, Canelo es más grande y más popular que nunca ya que el clembuterol es el algo normal ahí”, aseveró. “No hay regulaciones, entonces cuando comes carne vas a tener clembuterol en tu sistema. Todo el país quiere que noquee a ‘GGG’”.


Anuncio