Anuncio
Share

México acusa a la FINA de chantaje

La prohibición de FINA ya al mexicano Rommel Pacheco, quien al ganar la medalla de oro en la Copa del Mundo de Clavados en Río de Janeiro tuvo que subir al podio sin sus símbolos nacionales.

La prohibición de FINA ya al mexicano Rommel Pacheco, quien al ganar la medalla de oro en la Copa del Mundo de Clavados en Río de Janeiro tuvo que subir al podio sin sus símbolos nacionales.

México acusó a la Federación Internacional de Natación (FINA) de chantaje al impedir a los nadadores mexicanos competir por su país hasta que pague una multa de cinco millones de dólares por haber renunciado a ser sede de los Campeonatos Mundiales de 2017.

La FINA castigó en enero pasado a la natación mexicana en todas sus competiciones debido a un supuesto impago de cinco millones de dólares de penalización por la decisión del país de no ser sede de los Campeonatos Mundiales, algo a lo que se comprometió en 2012.

Esta prohibición ya afectó este fin de semana al mexicano Rommel Pacheco, quien al ganar la medalla de oro en la Copa del Mundo de Clavados que se lleva a cabo en Río de Janeiro tuvo que subir al podio sin sus símbolos nacionales.

Pacheco recibió la medalla vestido con una camiseta en lugar del uniforme del equipo mexicano y cantó su himno nacional a capela, lo que el director general de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), Alfredo Castillo, calificó como una ofensa de la FINA a México.

“No vamos a regalar 275 millones de pesos (cinco millones de dólares) nada más para satisfacer los intereses de unas personas y que el chantaje sea no ondear la bandera”, dijo Castillo al fijar la posición del Gobierno mexicano.

Explicó que se ha llevado el asunto al Tribunal Internacional del Deporte por considerar que el contrato nunca fue firmado por el Gobierno de México ni ratificado por el Congreso del estado de Jalisco, cuya capital, Guadalajara, fue seleccionada como sede de los Campeonatos Mundiales.

La Federación Mexicana de Natación y representantes del organismo del deporte del estado de Jalisco firmaron en 2012 con la FINA el acuerdo para celebrar en Guadalajara estos campeonatos y cubrieron entonces una garantía de nueve millones de dólares.

Castillo detalló que dicho contrato requería el aval tanto del Congreso de Jalisco como de la Conade, en su calidad de representante del Gobierno mexicano, para que fuera legal.

Al romperse el contrato, la FINA exigió la penalización de cinco millones de dólares, pero México argumentó que su decisión no causó un daño económico porque al día siguiente se le adjudicó a Hungría la sede de los Campeonatos Mundiales 2017.

En su denuncia ante los tribunales internacionales, México ha solicitado que la FINA le devuelva la garantía de los nueve millones de dólares que se le entregó al firmar el acuerdo para la sede, indicó el titular de la Conade.

Castillo pidió cuestionar al Comité Olímpico Mexicano y al exdirector de la Conade, el exclavadista Jesús Mena, por sus vínculos con la FINA, a la que acusó de ejercer presiones sobre México con las prohibiciones a sus deportistas.

Durante los pasados Juegos Panamericanos de Toronto 2015, la Conade y la FINA se reunieron en esa ciudad canadiense sin llegar a un acuerdo sobre el tema.

De no llegar a un acuerdo, la sanción impedirá a los deportistas mexicanos de esta disciplina competir a nombre del país en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y tendrían que hacerlo bajo la bandera del Comité Olímpico Internacional.

La FINA otorgó a Guadalajara la sede de los Campeonatos Mundiales de Natación un año después de que esa ciudad organizara los Juegos Panamericanos de 2011.

En febrero de 2014, el Gobierno mexicano renunció a organizar la competición, cuyo costo superaba los 100 millones de dólares, debido a las dificultades económicas que tenía por la caída de los precios del crudo y que le obligaron a hacer recortes de gasto público.


Anuncio