Anuncio
Share

El Tri Sub-23 no pudo revivir la magia de Londres en Río

México fue despojado del trono.

México fue despojado del trono.

(Ueslei Marcelino/Reuters )

La mala suerte que abatió a la selección mayor azteca en la Copa América Centenario se extendió también a la Sub-23, que el pasado miércoles se quedó en la primera ronda del torneo de futbol olímpico y vio cómo su sueño de repetir el oro en Río se desvaneció de forma súbita y penosa.

Con la tarea de derrotar a Corea del Sur en su último partido del Grupo C para amarrar su pasaje a Belo Horizonte y disputar así los cuartos de final, el Tri juvenil se ahogó y se despidió de tierras sudamericanas con las manos vacías.

“Si quieren llamarle fracaso, fracasé. Tampoco me asusta, es una raya más al tigre”, declaró el técnico del combinado azteca Raúl Gutiérrez tras la eliminación. “Siempre tuve un equipo competitivo; por momentos funcionó. No soy un tipo de pretextos”.

No cabe duda de que México luchó en cada partido, pero tampoco mostró chispazos de la magia que llevó al conjunto de Londres 2012 a hacer historia.

En el empate con Alemania en el primer encuentro, no pudo sostener la ventaja en el marcador en dos ocasiones y dejó escapar una victoria que pudo haber conseguido. Contra la débil Fiji en el siguiente partido, en vez de desatar un diluvio de anotaciones, el Tri pasó un susto, le faltó puntería y perdió a hombres claves como Oribe Peralta y Rodolfo Pizarro a consecuencia de graves lesiones. Y frente los asiáticos, cuando mejor jugaba, permitió un gol que no fue capaz de remontar, para así ver el fin de su reinado.

¿Muerte anunciada?

La eliminación puede ser vista como la culminación lógica de un proceso que tuvo un camino estropeado en la antesala de la justa.

Para empezar, en mayo, el Tri tuvo una desastrosa actuación en el prestigioso torneo juvenil Esperanzas de Toulon. Solo fue capaz de conquistar una victoria. Hace cuatro años, el equipo dirigido por Luis Fernando Tena ganó el certamen para sembrar las semillas de su hazaña londinense.

A la hora de conformar su plantel para Río, Gutiérrez tuvo las manos amarradas. El ‘Potro’ contó con una lista muy corta de opciones para llenar los tres cupos de refuerzos mayores de los 23 años.

Desde que se oficializó la realización de la Copa América en los Estados Unidos, la Femexfut siempre hizo ver que la prioridad era la competencia continental y no la olímpica, ya que lo clubes europeos no les permiten a sus jugadores participar en dos torneos veraniegos con su selección. Como resultado, nombres como Héctor Herrera, Jesús ‘Tecatito’ Corona y Javier ‘Chicharito’ Hernández quedaron descartados. Sin embargo, Andrés Guardado y Raúl Jiménez hicieron todo para convencer a sus respectivos equipos para que dieran la oportunidad de estar en las dos torneos, pero no tuvieron éxito.

Al final el timonel se tuvo que conformar con llevar a elementos experimentados del ámbito mexicano, como Jorge Torres Nilo y Alfredo Talavera, quienes no lograron pesar, junto a Peralta, al que dijo que lo había tomado en cuenta desde un inicio.

También, Chivas le complicó las cosas a Gutiérrez al oponerse a que llevara a todos los elementos rojiblancos que tenía contemplados. Sorpresivamente quedó fuera Orbelín Pineda, un jugador que había sido convocado regularmente durante el camino a Río.

Honduras sí avanzó

Tal y como sucedió en 2012, la selección de Honduras volvió a cuartos de final dejando fuera a un grande. Tras empatar con Argentina en la última jornada del Grupo D, los Catrachos sellaron su boleto y mandaron a casa a la albiceleste prematuramente. En Londres, España fue su víctima.

Con su clasificación, Honduras igualó su papel de hace cuatro años, cuando llegó a la misma fase en la que fue eliminada apretadamente por Brasil.

“El techo no tiene límites; sabemos que tenemos una base que nos respalda física, táctica y mentalmente. Pero tenemos que seguir. Queremos hacer historia, soñamos con eso, estamos para ir, ir y no sé hasta dónde”, declaró el técnico de la ‘H’, el colombiano Jorge Luis Pinto, sobre el potencial de su equipo.

Honduras clasificó como segunda detrás de Portugal y se medirá ante Corea del Sur este sábado por un pase a la instancia de medallas. Ambas selecciones se vieron las caras en un amistoso en junio que terminó en empate.

“Nos enfrentamos en Corea en un partido de preparación; es un rival duro, es un gran equipo, se clasificó muy bien a la siguiente ronda y sin duda será un interesante partido”, dijo el estratega de los coreanos, Taeyong Shin, sobre Honduras.

El local respira

Brasil evitó otra catástrofe en casa como la del Mundial de 2014 al instalarse en los cuartos de final tras un comienzo gris en el torneo olímpico.

El miércoles contra Dinamarca, los locales se destaparon e hicieron todos los goles que no pudieron contra Sudáfrica y Irak en sus dos primeros partidos, en donde empataron en ambas ocasiones sin goles.

La Verdeamarelha irá ante el otro representativo sudamericano con vida en la justa, Colombia, en Sao Paulo. En el pasado Mundial, ambos países se enfrentaron en la misma fase con victoria de los locales.


Anuncio