Anuncio
Share

Consejos para empezar el 2018 CORRIENDO hacia la buena salud

(TNS)

Correr es un clásico propósito de Año Nuevo... y también uno de los primeros que se abandona.

Al ser un ejercicio fácil y muy completo, que no requiere de equipo sofisticado para practicarlo, muchas personas lo eligen principalmente para bajar de peso después de las comilonas de la época navideña.

Efectivamente, ayuda a quemar calorías y favorece la función del sistema cardiovascular, entre otros beneficios, pero se requiere hacerlo adecuadamente para no lesionarse y no abandonar la carrera.

Quienes ya tienen el hábito de correr saben que retomar su entrenamiento tras el “maratón Guadalupe-Reyes” debe hacerse paulatinamente.

Y quienes apenas se adentran al mundo del running primero deben acudir al médico e idealmente contar con la guía de un entrenador.
Los principiantes necesitan correr de tres a cuatro veces semanas para generar el hábito, de acuerdo con estudios en la materia.

Ya sea que empieces a correr o que retomes esta actividad, debes hacerlo poco a poco. Esto evitará caer en lesiones consecuencia por esfuerzos desproporcionados en intensidad y frecuencia.

Por eso no se debe correr a máxima capacidad en los primeros días, pues el cuerpo debe irse adaptando gradualmente al esfuerzo físico.
No atender un plan de entrenamiento ni ser constante propicia no ver resultados a corto y mediano plazos, y por eso muchos abandonan la carrera.

Investigaciones indican que un 55 por ciento de las personas que empezaron a hacer ejercicio como propósito de Año Nuevo lo dejan a un lado a la tercera semana y la cifra crece al 70 por ciento al mes.

Los consejos

Para retomar o iniciar la carrera como propósito de Año Nuevo:

- Que tu médico te diga si puedes hacer ejercicio, según una valoración que te practique.

- Si tienes sobrepeso, inicia con caminatas en lugar de correr. Músculos y tendones necesitan fortalecerse antes de someterlos a las duras cargas de la carrera.

- Si eres obeso y quieres correr, practica alguna otra actividad antes que la carrera. Natación, “bici” estacionaria o ejercicios de bajo impacto son lo indicado para ti.

- Da zancadas cortas a manera de que aterrices con la parte media del pie, no con el talón. Esto es una buena forma de empezar a correr.

- Siempre, aunque sólo vayas a caminar, dedica al menos 10 minutos a girar tus articulaciones: muñecas, cuello, hombros, cadera, rodillas y tobillos; así como a trotar un poco, a que sientas que ya subió tu temperatura.

- Si aparece una molestia o dolor, por ligeros que sean, atiéndelos. Con descansar bien de un día a otro debe disminuir sensiblemente. Si no desaparece o se incrementa, acude al médico.

- Ten paciencia. Descarta ver grandes resultados en un corto tiempo. Lograr tus objetivos implicará constancia.

Tips
- Si la época decembrina alteró o frenó tu ejercicio, debes entrenar un mes antes de participar en una carrera o tu rendimiento no será el óptimo.

- Invita a tu pareja o amigos a correr, es una buena forma de convivencia y se motivan entre ustedes para seguir adelante en el ejercicio.


Anuncio