Anuncio
Share

Aprieta Nico pero Lewis no se deja

(Charles Coates / Getty Images)

Nico Rosberg conquistó el domingo un Gran Premio de Bélgica repleto de percances, incluida una largada caótica, una colisión aparatosa, el ingreso de los autos de seguridad y una bandera roja.

El piloto alemán de Mercedes redujo así la desventaja respecto de Lewis Hamilton, su compañero de escudería, quien llegó tercero, detrás de Daniel Ricciardo, de Red Bull.

Rosberg arrancó desde la primera posición junto con el adolescente Max Verstappen.

El británico Hamilton inició en la posición 20, al lado del español Fernando Alonso, después de que ambos recibieron varios castigos por realizar cambios indebidos en el motor durante el fin de semana.

Verstappen se involucró en una colisión con los dos Ferraris, en la primera curva. Ese accidente marcó la pauta de la complicada carrera.

Sin embargo, tuvo un efecto benéfico en Hamilton y Alonso, que evitaron el choque frente a ellos y ganaron posiciones cuando ingresó el vehículo de seguridad, tras la colisión del danés Kevin Magnussen.

Rosberg, que logró su vigésima victoria en la Fórmula Uno, sigue segundo en la general con 223 puntos, a nueve de Hamilton, que cuenta con 232, seguidos de Ricciardo, con 151, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), con 126, y el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), con 124.

Tras Hamilton, entraron en meta los dos Force India del alemán Nico Hulkënberg y el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez, cuarto y quinto, respectivamente, mientras que Vettel fue sexto.

El séptimo puesto fue para Fernando Alonso, que salió desde la penúltima posición de la parrilla, seguido de los finlandeses Valteri Bottas (Willisams), octavo, y Kimi Raikkonen (Ferrari), noveno.

La zona de puntos se completó con el brasileño Felipe Massa (Williams), mientras que el holandés Max Verstappen (Red Bull) se quedó a las puertas y fue undécimo, tras partir segundo en una accidentada carrera.

Además, el mexicano Esteban Gutiérrez (Haas) fue duodécimo en un Gran Premio en el que el español Carlos Sainz (Toro Rosso) tuvo que abandonar en la primera vuelta tras un pinchazo y más daños en su monoplaza.

La F1 se reanuda el próximo domingo en el GP de Monza en Italia.


Anuncio