Anuncio
Share

Leo Manzano ya piensa en Tokio 2020

(Los Angeles Times )

Cuando las competencias de atletismo arranquen en unos días en las Olimpiadas de Río 2016, una de las figuras de los Estados Unidos que brilló hace cuatro años, no despegará en el Estadio Olímpico João Havelange.

El corredor de media distancia mexicoamericano Leo Manzano, medallista de plata en Londres, no logró llegar a sus terceros Juegos tras agónicamente quedar fuera de la zona de clasificación y finalizar en cuarto lugar en la prueba de los 1,500 metros el mes pasado.

“Hubo unas cosas que me mermaron. Empecé el año mal, me dio una neumonía, luego me seguí enfermando. También, perdí tres semanas de actividad por causas familiares, se murió un tío mío…si no me hubiera pasado todo esto, siento en mi corazón que las cosas hubieran [sido diferentes]”, dijo a HOY Deportes Manzano, quien actualmente es un portavoz de Coca-Cola para su campaña olímpica "#ThatsGold ".

En la justa londinense el atleta nacido en Dolores Hidalgo, Guanajuato, México, pero que fue creado en Granite Shoals, Texas, acaparó todos los reflectores no solo porque conquistó la primera medalla para EE.UU. en los 1,500 metros desde México 68, sino porque celebró su hazaña alzando la bandera de su país de origen junto a la de su país adoptivo.

“Cargué la bandera estadounidense por el orgullo que sentí de representar a este país y por el apoyo que me ha dado. Pero también levanté la mexicana para honrar a mis padres y a mis abuelos”, explicó el corredor de 31 años de edad.

Tras esta acción, Manzano recibió muchas reacciones negativas a través de las redes sociales por parte de gente vio esto como una falta de respeto a EE.UU. Al preguntarle si lo volviera hacer, dijo que no lo sabe ya que fue algo espontáneo.

“No fue planeado. Me dieron la bandera de los Estados Unidos y un señor tenía la bandera de México. Cuando la vi, me la dio y entonces alcé dos banderas”, indicó.

Como un inmigrante más en este país, él espera que su logro haya inspirado a mucha gente cómo él para dar lo mejor de sí y triunfar.

“No importa de donde venga uno, si se hacen las cosas bien y se trabaja duro todo es posible. Pero también hay que buscar las oportunidades y no darse por vencido”, exclamó.

Por último, el medallista confirmó que planea buscar un cupo para Tokio 2020 pues siente que todavía tiene las condiciones para seguir compitiendo a un alto nivel. Sin embargo, para estos Juegos, pese a no estar participando, todavía planea estar al tanto de lo que pasa en su disciplina por cuestión de agradecimiento a sus rivales.

“Sin ellos yo no sería quien soy hoy. Yo sé que ellos también derraman lágrimas y dan lo mejor de ellos todos los días. Los estaré apoyando”, expresó.


Anuncio