Deportes Otros

Peleadora de 23 años de UFC tiene niña prodigio en el deporte

Cuando Montana de la Rosa se sube al octágono, pocos saben que la peso mosca de 23 años de edad sabe lo que es ser mamá desde los 15 años.

Montana no solamente combina su exigente carrera en la compañía más exigente de las artes marciales mixtas, UFC, sino que también toma el tiempo para ser madre de familia y también esposa.

Montana, nacida en Texas y anteriormente conocida como Mónica Stewart, está casada con Mark de la Rosa, también peleador de UFC. Montana tuvo una hija a los 15 años cuando estaba en el segundo año de preparatoria y en el equipo de lucha de la escuela.

Después de dar a luz, se interesó en jiu-jitsu y a los 19 años ya estaba debutando como profesional en MMA. Montana había planeado ir a la universidad, y aunque le ofrecieron una beca en Oklahoma City University, prefirió dedicarse a su hija.

Pero ni ser madre a una temprana edad la detuvo en sus sueños de ser campeona del mundo.

Este sábado, Montana buscará ligar su cuarta victoria al hilo en MMA cuando enfrente a la invicta Nadia Kaseem (5-0) en duelo preliminar de la cartelera de UFC 234 en Melbourne, Australia.

Pero lo que no muchos saben, es que esa niña que acompañaba a su mamá a todos sus entrenamientos en la preparatoria, ya es un fenómeno en el deporte. A sus 8 años de edad, Zaylyn de la Rosa ya ha sido campeona estatal de lucha varias veces en Texas, compitiendo hasta con niños de su misma edad.

“Por ahora, solamente le gusta la lucha”, dijo Montana a un artículo de Bleacher Report. “Aún no le llama la atención el aspecto del boxeo y el kickboxing”.

El padrastro de Zaylyn, Mark, tiene récord de 11-1, y milita en la división de peso gallo de UFC. Mark y Montana fueron el primer matrimonio en ser contratado por UFC para competir en el octágono.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles
63°