Anuncio
Share

La colombiana Diana Peñuela no soñaba con ser ciclista pero hoy cumple su objetivo sobre ruedas

Diana Carolina Penuela Martinez (UnitedHealthcare Pro Cycling Team) wins stage 5 of the Tour of The Gila on April 22, 2018 in Silver City, New Mexico.

Diana Carolina Penuela Martinez (UnitedHealthcare Pro Cycling Team) wins stage 5 of the Tour of The Gila on April 22, 2018 in Silver City, New Mexico.

(Jonathan Devich / Jonathan Devich)

Diana Peñuela no creció soñando en ser ciclista, ni de querer participar de los principales tours del mundo. No tiene una historia en la que cuenta cómo tuvo que sacrificar para comprar su primera bicicleta cuando chica.

Aunque su situación no era común, si tenía en mente en lograr su mayor objetivo: ser una deportista de alto rendimiento.

Practicó muchos deportes como el patinaje de velocidad porque, según ella, es una de las modalidades referentes de su país a nivel internacional. Esto la motivo a ser patinadora, sin embargo, la idea no le duró mucho tiempo.

“Me dijeron que para ser patinadora tenía que tener aún más condición física y la bicicleta me iba a ayudar mucho”, contó a HOY Deportes la colombiana que hizo parte del reciente Amgen Tour of California en la que compitió con su equipo el UnitedHealthcare Pro Cycling Team.

“No tenía en mente el ciclismo. La situación económica de mi familia no se prestaba para poder desarrollarme deportivamente”, recordó.

Este año fue el primero en que participó en la vuelta californiana, aunque acompañó al equipo en 2017 como reemplazo en caso de que alguna corredora tuviera algún contratiempo.

“Era mi gran objetivo del año, dije ‘quiero hacer esa carrera, no quiero estar sentada en el bus mirándolas, quiero estar en ella y hacerlo muy bien’”.

Su trabajo en esta competencia consistió mayormente en apoyar a Katie Hall, quien es la líder del grupo, pero para alcanzar ser parte del equipo tuvo que demostrar que estaba lista para serlo.

“Empecé el año ganando en Joe Martin Stage Race [en Arkansas] y en la última etapa del Tour de Gila”, señaló Peñuela. “Esto corroboró mi estado de forma, que estaba lista para ser parte de un gran torneo”.

En la apertura del tour del 17 de mayo, Peñuela finalizó en la posición 13. La oriunda de Manizales mantuvo su buen ritmo en la segunda vuelta al día siguiente y aportó con el último punto de su equipo cuando terminó en la posición 18, que finalmente vio a su compañera Katie Hall coronarse la ganadora de la etapa reina en South Lake Tahoe.

En el cierre del tour, dos días después, la manizaleña se afianzó entre las Top 20 de la etapa en la posición 16. Fue la segunda de su equipo, superando inclusive a su compañera Hall, que la siguió en la casilla 20.

El promedio de las tres carreras la afianzó como número 18 la general, mientras que Hall se llevó el primer lugar de la competencia entre 77 participantes.

Sus inicios en la ‘bici’

Debido al trabajo de su padre, la familia tuvo que moverse de Manizales a Bogotá, cuando apenas cumplió cinco años.

La capital probó ser un lugar no tan fácil.

“No tuve muchos amigos pero siempre estuve involucrada en los deportes”, recordó la ciclista de 31 años. “Cualquier actividad deportiva o recreativa en el colegio donde estudiaba me involucraba en esas actividades y prácticamente esa fue mi niñez”.

A los 14 años volvió a Manizales a terminar sus estudios y eventualmente cumplir su sueño.

“A mis 23 años empecé en esto, pero siempre tenía el sueño de ser deportista de alto rendimiento”, dijo la graduada de diseño gráfico.

Al tomar la decisión de convertirse en ciclista, su familia tuvo dificultad de asimilar su decisión.

“Se preocuparon un poco porque pues decían ‘¿en qué vas a trabajar? Estás montando todo el día en bicicleta, ¿no vas a conseguir un apartamento? ¿un carro? ¿no vas a formar una familia?’”.

Sin embargo, tuvo el apoyo incondicional de su pareja, Juan David Duque, quien también fue deportista de alto rendimiento en Colombia.

“Fue mi primer entrenador, terminó sus estudios de Licenciado de Educación Física. Su trabajo de becado fue el proceso de desarrollo deportivo y fue el que me guio para llegar a dónde estoy”.

Su novio le dijo que el patinaje no iba a resultar y que se concentre en el ciclismo.

Sin apoyo

A inicios de 2015, se encontró sin suficiente apoyo para poder competir.

“En ese año me cerraron las puertas porque es cuando cada ciudad daba los cupos olímpicos para sus deportistas y no querían a otra persona de otra ciudad en su equipo”.

Se sintió sola pero esa ansiedad fue la que le hizo probar suerte en Estados Unidos.

“Busqué un equipo que me ayudara y fue un momento crítico”, detalló. “Llegué sola a Texas, donde me contacté con el equipo Dallas Racing… y fue ahí donde me dieron la oportunidad de participar con ellos. Tuve una buena temporada, para después firmar con este equipo, que es lo mejor que me ha podido pasar”.

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

 


Anuncio