Anuncio
Share

La reportera y modelo Diva Rescia relata cómo encontró la clave para su superación en el fisiculturismo

(Ulises Alatriste/Hoy Deportes)

Hay veces que con un poco de voluntad uno puede transformarse y vivir una mejor calidad de vida. Esta es la historia de la reportera y modelo de fitness Diva Rescia, quien desde su adolescencia había sufrido emocionalmente debido a la percepción negativa que tenía sobre su imagen corporal.

“Antes era bien gordita, me discriminaban y me hacían bullying por mi apariencia”, dijo la residente de Chino Hills, de 31 años, a HOY Deportes. “En la preparatoria me llamaban ‘la jugadora de futbol americano’ porque tenía hombros anchos. Pensaba que me parecía a un pequeño monstruo igual a Shrek”.

Rescia (naranja) en su adolescencia.

Rescia (naranja) en su adolescencia.

(Cortesía )

Ya en su vida profesional tampoco se pudo alejar de los prejuicios causados por su aspecto físico. Confesó que en una ocasión un productor le sugirió que usaran su voz sobre la imagen de otra conductora. Pero todo cambió para ella cuando hace cinco años comenzó a trabajar en la filial de FOX en Laredo, Texas.

“En ese tiempo corría mucho para bajar de peso, sabía que era la manera más rápida de quemar grasa, pero mi cuerpo no tenía nada de definición”, indicó. “Tenía un segmento todos los viernes con una entrenadora y hacíamos diferentes ejercicios. Ella me dijo, ‘Diva, tienes que levantar pesas’”.

A su regreso a California fue cuando se metió de lleno a esculpir su cuerpo, aunque admitió que de inicio tuvo sus dudas.

“Sentía que levantar pesas me iban a hacer lucir más grande, sin embargo, decidí intentarlo de todos modos”, explicó. “A los tres meses me comparé con una foto que me tomé cuando empecé, y ahí fue cuando me quedé enganchada con este tipo de ejercicio. Noté una pequeña transformación en mi apariencia, no lo podía creer”.

El entrenar fuertemente en el gimnasio no solo le dio un cuerpo diferente, sino que también le hizo disipar la idea que tenía sobre las mujeres en el fisiculturismo.

“Siempre va a haber ese estereotipo de que si levantas muchas pesas te vas a parecer a un hombre, pero es todo lo contrario. Hasta que yo no lo empecé a hacer personalmente, me pude dar cuenta que esto no era verdad. Tu cuerpo se va a formar de acuerdo a cómo lo trabajes”, expuso.

La modelo de origen argentino y mexicano comentó que gracias a su transformación ahora disfruta plenamente de su vida y las puertas dentro su profesión de reportera se la han “abierto más”.

Fisiculturismo, un arte

Pese a que inicialmente Rescia emprendió su nuevo estilo de vida solo para bajar tallas de ropa, gracias a su nuevo régimen de entrenamiento y figura escultural en 2015, una compañera de gimnasio la impulsó a participar en competencias de fisiculturismo para mujeres en la categoría de bikini, en la cual se evalúa la simetría del cuerpo, qué proporcionados están los músculos y la definición de los glúteos.

“Lo veo como una forma de arte el poder llegar a un punto donde trabajaste muy fuerte y pudiste moldear tu cuerpo como tú quisiste”.

Desde entonces ha formado parte de seis competencias, incluyendo la National Physique Comittee (NPC) Las Vegas Classic de 2016, un prestigioso concurso a nivel nacional.

La reportera señaló que aunque le encanta competir, las justas de fisiculturismo tienen un lado oscuro.

“Muchas personas en esta competencia hacen trampa. Toman esteroides y drogas para lucir músculos más marcados. Hay personas que realmente nos esforzamos naturalmente, sin embargo, nos restan puntos los jueces”, indicó Rescia, quien debido a estas circunstancias, en un futuro próximo estará participando en una “liga natural” en donde hacen diversas pruebas en contra del uso de sustancias sintéticas.

Para ella una de las cosas más difíciles en la preparación para estar en este tipo de eventos es el hecho de que dos días antes de un certamen ya no se puede consumir agua, debido a que se tiene que tener una definición máxima de los músculos. Muchas de las competidoras terminan viéndose como “un pedazo de carne seca”.

Según Rescia, con el propósito de acelerar la eliminación del agua del cuerpo, muchos entrenadores obligan a sus atletas a tomar cantidades considerables de diuréticos.

Estas sustancias no solo afectan el hígado, también pueden causar la muerte.

“Me enteré que a una muchacha la habían encontrado muerta en su cuarto de hotel. Ella no sabía que tan grave iba a ser a el diurético que le dieron”, contó Rescia.

“Yo los había tomado un par de veces. Es muy raro cómo reacciona tu cuerpo con esa sustancia. Después [de la muerte de la chica] dije ‘no más’ a los diuréticos”.

Rescia consursando en National Physique Comittee (NPC) Las Vegas Classic de 2016.

Rescia consursando en National Physique Comittee (NPC) Las Vegas Classic de 2016.

(Cortesía )

La nutrición lo es todo

Rescia contó que le tomó tres años para sentirse satisfecha con su trasformación. Actualmente hace ejercicio los sietes días de la semana por lo menos por dos horas. Pese a que ha invertido mucho tiempo dentro del gimnasio, para ella la clave de su figura se encuentra en la cocina.

“Puedes a ir al gimnasio y te puedes matar 10 horas haciendo ejercicio cardiovascular, pero sí no estas comiendo bien, no te va a servir de nada”, enfatizó. “El consejo que le doy a la gente que me dice que no tiene tiempo para ir al gym y cocinar, es que si tienen que escoger, que mejor se tomen el día libre de ir al gym y que se pongan a cocinar para toda la semana”.

La modelo consume cinco comidas diarias que hacen que su metabolismo esté trabajando constantemente quemando grasa. La base de sus alimentos consiste de pescado, pollo, vegetales y claras de huevo. También restringe el azúcar.

“No vas a hacer una dieta, vas a cambiar tu estilo de vida”, dijo. “Si tomas soda con azúcar, cámbiala por un agua mineral. Cambia el pan blanco por pan integral. De a poquito vas ir cambiando tus hábitos. También es importante saber leer las etiquetas de nutrición”.


Anuncio