Deportes Los Ángeles

Tras una lesión de ligamentos, la freestyler mexicoamericana Lizzy Calderón encontró su pasión en los trucos con un balón

Lizzy Calderón es una de las pocas freestylers que existen en Los Ángeles, una comunidad que incrementa aún cada vez más en esta ciudad. En poco tiempo, la hija de padres mexicanos se ha convertido en la cara femenina de los freestylers en campañas publicitarias de compañías deportivas populares y en eventos comunitarios.

Lizzy, una exmediocampista y exdefensa durante sus años de preparatoria, tenía una prometedora carrera a nivel colegial pero tuvo una lesión de ligamentos que la dejó fuera de acción por mucho tiempo. Para calmar su frustración, Lizzy se dio cuenta que necesitaba otro tipo de actividad.

Entonces, en una conferencia encontró a los Futboleros, un grupo de freestylers angelinos muy populares y comenzó a interesarle la actividad.

Al poco tiempo, a la graduada de la Universidad de LaVerne en mercadotecnia le apasionó el deporte y se unió a Caitlyn Schrepfer para entrenar y mejorar sus trucos.

“Lo más difícil en el freestyling en encontrar la motivación para entrenar, porque es un deporte que lo puedes hacer solo”, indicó Lizzy, quien comentó que practica alrededor de 14 horas a la semana, dos horas al día.

“En las mujeres es difícil porque en el freestyling los hombres comienzan a entrenar y una vez que comiencen a hacer cosas muy avanzadas, siguen y te dejan. Las mujeres tienen más paciencia”.

L.A. Vibes with @caitfreestyle Thank you to the talented & incredible @qewly for the amazing footage!

Una publicación compartida de Lizzy Calderon (@_lizzyfreestyle) el

Actualmente, Lizzy trabaja para compañías grandes, como adidas, y puede ser vista en varios eventos comunitarios mostrando su talento. También le ha permitido viajar a lugares, donde compite o hace exhibiciones.

Lizzy recomienda a las chicas que quieren incursionar en el freestyling, que lo hagan por el amor al deporte, no por la popularidad. Al ver muchos la cuentas de seguidores y de visitas que tienen los videos de Lizzy y Caitlyn la popularidad puede atraer a muchas de ellas, pero la freestyler mexicoamericana le pide a las muchachas que no lo hagan solo para ser populares y tener más seguidores en las redes sociales.

Lizzy, una admiradora de Ronaldinho y Pelé, tiene dos hermanos, Karina Calderón, una jugadora en Missouri Southern y Mario Calderón, quien milita en West Coast College.

Lizzy aspira acudir al SuperBowl de freestylers en el verano en Europa.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
55°