Anuncio
Share

Obra teatral en Los Ángeles examina el futbol y la cultura

Actores de la producción posan junto al productor, Fernando Castro (centro), quien fue el artífice que ingenió el proyecto.

Actores de la producción posan junto al productor, Fernando Castro (centro), quien fue el artífice que ingenió el proyecto.

(Roberto Cortes / Especial para HOY Deportes)

Más que otros deportes, el futbol ha demostrado ser un fenómeno que trasciende la cancha y que se extiende a diferentes partes de la cultura latina, desde lo social hasta lo político.

La obra de teatro Historias de Futbol, que se estará presentando en el Teatro Frida Kahlo del Centro de Los Ángeles del 6 al 22 de este mes, explora la relación como sociedad con este deporte a través de una serie de historias que ilustran varios aspectos del mundo del balompié.

“Nacemos con un balón en los pies. Es un deporte con el cual aprendemos a hacer equipo, a vivir en grupo, a convivir, a compartir y a medirnos. Hay cosas que son buenas y hay cosas que son indeseables”, dijo a HOY Deportes el creador y productor de la producción Fernando Castro. “[El Futbol] es parte de la cultura popular, es algo que se goza. Pero también es parte del dialogo político, social”.

La obra está compuesta de ocho historias que son derivadas de experiencias personales y reflexiones. Algunas de las piezas son adaptaciones de material original, mientras que otras provienen de material existente. Cada una tiene una duración de entre 10 a 15 minutos y tocan el tema del futbol desde distintos puntos de vista.

“Cubren diferentes aspectos, como el humorístico, el serio, el romántico, y el físico, que es algo que queremos traducir, sobre todo el lenguaje del deportista que mueve los pies, que mueve las manos”, explicó Castro.

De acuerdo con el productor, que lleva más de 30 años escribiendo para el teatro, la idea para producir una obra sobre este deporte le nació hace dos años viendo el Mundial de Brasil 2014.

Su inspiración fue ver como la selección de su país, Colombia, borró dos décadas llenas de dolor y amargura gracias a su sensacional participación en tierras brasileñas que tuvo un efecto cultural impactante ya que logró regresar el júbilo por el futbol a su tierra natal.

“En el 94 tuvimos una tragedia muy fea con lo [del asesinato del jugador] Andrés Escobar. Y el año antepasado en el Mundial, fue muy lindo ver al equipo colombiano renacer completamente y ver a jugadores como James Rodríguez y [Juan] Cuadrado. Fue una selección joven e inocente… con mucha energía”, indicó. “Por mucho tiempo el futbol estaba considerado casi muerto en mí país debido a lo que sucedió durante los años 80s y 90s en donde se usó para lavar dineros ilícitos”.

Justamente la pieza “Contrato Roto”, de la autoría de Castro, gira alrededor de la muerte de Escobar.

El seleccionado colombiano anotó un autogol en un partido clave de Estados Unidos 94 ante la escuadra local que terminó siendo un factor casi determinante en la eliminación del equipo cafetero de la justa, a la cual entraron como grandes favoritos.

La rabia por el dinero que perdieron grupos del crimen organizado en las apuestas debido al decepcionante papel de Colombia en el mundial produjo el asesinato de Escobar, que fue a acribillado a balazos en un club nocturno de Medellín días después de haber regresado a casa.

“El punto de la pieza es hablar de falso nacionalismo que a veces el futbol causa y el aspecto tenebroso que puede tener”, dijo Castro.

La historia “Entrada al Paraíso” se aleja de lo negro del futbol para presentar una narrativa cómica sobre la locura que viven los aficionados en un estadio. El actor Gabriel Cruz interpreta a un poco honesto revendedor de boletos que se aprovecha de la pasión de los fanáticos.

“Hablamos de todo lo que hace un aficionado para obtener un boleto para la final. Es algo interesante pensar que vende todo, vende un anillo, empeña lo que sea para ver a su equipo favorito”, dijo Cruz.

Juan Parada, uno de los maestros de actuación y directores de la obra, cree el que el tema futbol se presta para el teatro porque es algo que envuelve la vida de muchos.

“Parece que nos afecta a todos, y sobre todo siendo latino parece que está casi en nuestra sangre. Nosotros crecemos con el futbol, jugando y conociendo a los jugadores, los equipos. Y eventualmente llegamos a creer que son nuestros, que somos parte del equipo”, indicó Parada.


Anuncio