Kevin Negrete forja su futuro como estudiante y promesa en nueva academia del Galaxy

Kevin Negrete busca forjar su futuro como estudiante y jugador con ayuda de la academia del Galaxy

La algarabía de ruidosos aficionados tiende a colmar las gradas cada vez que su equipo, el Galaxy de Los Ángeles, se toma el engramado del inmueble de la bulevar Avalon en Carson. Mientras tanto, a tan solo algunos pasos del StubHub Center, dentro de la Universidad del Estado de California, Dominguez Hills (CSUDH), Kevin Negrete carga sobre su espalda los libros que le ayudan a forjar su futuro.

El joven delantero, quien es parte del sistema de academias de los galácticos, estudia en el Blended Learning Program, un programa que empezó a funcionar en septiembre pasado y diseñado por el conjunto angelino para los chicos que sueñan con ser jugadores profesionales, obteniendo a su vez su educación de secundaria.

Negrete lleva dos años con la academia y desde que recibió un correo electrónico el año pasado en el que solicitaban la presencia de sus padres en las instalaciones del equipo, su vida cambió.

“Fue una reunión para explicar este programa más a fondo porque no sabíamos mucho de ello”, dijo el oriundo de Hawthorne. “Cuando ya teníamos una mejor idea, tomamos la decisión de seguir adelante y ser parte del proyecto”.

Negrete tuvo que abandonar su escuela y convertirse en uno de los 50 chicos que asisten a diario a las dos aulas y entrenamientos en la universidad y el StubHub Center.

“Me despierto a las 6 a.m. y estoy aquí a las 8 para iniciar los entrenamientos 45 minutos después”, explicó a HOY Deportes el hijo de padres mexicanos. “Hay días que voy al gimnasio de inmediato, y a la hora del almuerzo descanso un poco antes de llegar a las clases hasta las 5 p.m. No tengo tiempo para socializar”.

El joven jugador admite estar emocionado cada vez que se topa con jugadores como Robbie Keane, Giovani Dos Santos y se dijo muy confiado cuando Steven Gerrard habló en frente de todos ellos para decirles lo bueno que es haber tomado este paso en sus vidas.

“Mi papá me pregunta por Gio y le digo que no he tenido la oportunidad de hablar mucho con él, mayormente nos saludamos y tenemos conversaciones cortas porque siempre tenemos algo que hacer. Pero si le cuento acerca de los entrenamientos y que estamos muy cerca a ellos”, dijo acerca de su padre, quien le aconseja mantenerse “siempre humilde”.

A todos lados, todo el tiempo

La idea de llevar a cabo el programa de desarrollo, que es gratis para los jugadores, los jóvenes de las academias estuvo en proceso casi dos años, hasta que finalmente empezó a llevarse a cabo desde septiembre de 2015.

En la actualidad, solo dos equipos en la MLS tienen algo parecido al proyecto del Galaxy: Real Salt Lake y el Union de Filadelfia.

“La diferencia con Real Salt Lake es que ellos no tienen preparatoria como nosotros. Ellos residen con el equipo, pero no estudian, entonces no tienen el mismo control sobre los estudiantes como nosotros lo tenemos”, explicó Mike Muñoz, uno de los entrenadores de los jóvenes. “Prácticamente nuestro programa viaja con nuestros jugadores donde les toque porque es un programa en línea. Nuestra ventaja es que estos chicos van a sus casas cada noche con sus familias, no los queremos sacar completamente de sus vidas… queremos que sean lo más normal posible para ellos. Filadelfia es tal vez el modelo más cercano al nuestro, pero no está a la altura”.

Según Muñoz, este programa “no es para todos” pues dos estudiantes decidieron abandonar las clases y regresar a sus escuelas convencionales. A pesar de eso, la respuesta de los padres y chicos ha sido muy positiva en su mayoría.

El entrenador considera que los cambios ya se están empezando a notar en tan corto tiempo.

“El hecho de que están aquí todo el día, entrenando, notas que su condición física ha ido mejorando, creo que en cuatro o cinco meses ha habido una gran diferencia para bien”, aseguró el exjugador del Galaxy y de las desaparecidas Chivas USA.

Un programa universal

El programa cuenta con dos salones en CSUDH, con instructores disponibles para los jugadores para apoyarlos en las diferentes áreas de estudio.

Según explicó Stefanie Baduria, la mánager del programa académico, este “no es un programa de GED porque el programa funciona bajo el parámetro del sistema escolar de San Juan Capistrano, los chicos se podrán graduar con un diploma de preparatoria”.

Y para jugadores que necesitan un extra de atención, “el programa de ‘California Connections’ también viene listo para ayudar a estudiantes con dificultad de aprendizaje”.

Camino al cambio

La nueva propuesta del Galaxy podría servir como ejemplo para el resto de los equipos en el país, lo que contribuiría en un cambio al futuro del futbol en los Estados Unidos, tal como lo presiente el presidente del Galaxy, Chris Klein.

“Nuestro país está en un momento en el que tenemos que desarrollar a nuestros propios jugadores y hacerlo de la mejor manera”, explicó Klein. “En el Galaxy tenemos la tendencia de buscar lo mejor para nuestros jugadores y además de cómo funcionamos como entidad. Creo que apenas estamos viendo la punta del iceberg”.

La empresa AEG y el equipo corren con los gastos, permitiendo la participación sin importar su condición actual financiera.

“Lo que queríamos hacer es desarrollar jugadores de cualquier raza o situación social, dándoles la oportunidad de crecer en nuestro programa. Habrán jugadores que no terminen jugando con el Galaxy, pero les proveemos una fuerte base para su futuro”, culminó el presidente.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°