EN FOTOS: ¡El sueño vaquero sigue vivo!

Los Cowboys avanzaron a la Ronda Divisional de los Playoffs de la NFL luego de vencer 24-22 a los Halcones Marinos de Seattle en Juego de Comodín disputado en el AT&T Stadium.

Los Vaqueros tendrán que esperar al resultado del Águilas de Filadelfia vs. Osos de Chicago de mañana para saber si visitan el próximo sábado a los Carneros de Los Ángeles o el domingo a los Santos de Nueva Orleans.

Las defensivas fueron las estrellas del partido, en especial la de Dallas, que limitó al ataque de Seattle a sólo 299 yardas totales.

Después de que sólo hubo tres goles de campo, dos por Seattle y uno de Dallas, Michael Gallup logró el primer TD del partido luego de atrapar un pase de 11 yardas de Dak Prescott poco antes de terminar el segundo cuarto.

En la última jugada de la primera mitad, el pateador de Halcones Marinos, Sebastian Janikowski, falló un intento de gol de campo de 57 yardas, pero lo peor es que resultó lesionado y ya no pudo volver al campo.

Fue hasta que faltaban dos minutos en el tercer cuarto que Seattle encontró la zona prometida gracias a un acarreo de 4 yardas del QB Russell Wilson y ampliaron la ventaja luego de lograr la conversión de dos puntos.

La respuesta de Dallas llegó en su siguiente ataque, el cual culminó con un touchdown de Ezekiel Elliott tras un acarreo de una yarda.

Con poco más de 9 minutos en el cuarto final, K.J. Wright interceptó a Prescott en la zona de anotación de Seattle, pero la defensiva vaquera, ayudada por un castigo a favor, lograron evitar cualquier susto.

Prescott, que ganó su primer partido de Playoffs de su carrera, sentenció el juego al anotar con un acarreo de una yarda con poco más de dos minutos por disputarse.

Dallas sumó así su tercer triunfo en fila, el octavo en sus últimos nueve partidos. El resultado también significó su cuarta victoria en Playoffs, primera en cuatro años, desde que ganaron el Súper Tazón XXX.

El QB Prescott terminó con 226 yardas por pase, un pase de anotación y una intercepción, mientras que Wilson se fue con 233 yardas y un TD por lance.

Momento de terror Un momento escalofriante se vivió a la mitad del primer cuarto, cuando el receptor Allen Hurns sufrió una terrible lesión en su pierna izquierda luego de ser tacleado en una jugada. El partido se detuvo por varios minutos mientras era atendido.

Agencia Reforma
Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
67°