Anuncio
Share

Pese a que Rams sufre en el ataque, el mariscal Keenum se mantendrá ante Jets

(Stephen Dunn/Getty Images)

El futuro no se ve muy prometedor para el entrenador de los Rams, Jeff Fisher.

Con una marca de 3-5 tras jugar ya la mitad de la temporada y sumergido en una racha de cuatro derrotas al hilo, se ve difícil que pueda registrar su primera campaña ganadora en los cinco años que lleva al frente del equipo.

Se especula que, debido a este mal paso, la gerencia de los ‘Carneros’ aún no le ha renovado su contrato, pese a que entablaron las negociaciones en el verano. Para empeorar más su situación, está a cinco derrotas de convertirse en el entrenador más perdedor en la historia de la NFL. Dan Reeves actualmente ostenta la nada prestigiosa marca con 165 reveces.

Este domingo, los Rams estarán visitando los Jets de Nueva York, un rival que también está viviendo una temporada poco brillante (3-6).

En su más reciente derrota de 13-10 contra los Panthers de Carolina en el Coliseo Memorial, Fisher y sus pupilos no solo fueron abucheados por la afición varias veces, sino que también fueron cobijados por vociferantes gritos de “Queremos a Goff”. Tras otra pésima tarde del quarterback estelar Case Keenum -donde solo completó 27 de 46 pases para 296 yardas con un touchdown y una intercepción-, los seguidores de los Rams empezaron a exigir más que nunca que a la primera selección del pasado draft, Jared Goff, ya se le diera una oportunidad de comandar el ataque.

Sin embargo, fiel a su costumbre tras cada uno de los descalabros que han sufrido en esta campaña, Fisher ha ratificado a Keenum en su puesto y lo pondrá como titular ante Nueva York.

“Case será el titular por ahorita, especialmente enfrentado a una buena defensa como la de los Jets. Él nos da la mejor oportunidad de ganar”, indicó.

Sobre cuándo recurriría Goff, Fisher volvió a no dar un plazo.

“Sea la semana que viene, la siguiente o cuando sea, eventualmente va a pasar”, explicó. “Como lo he dicho, estamos pensando en el panorama general. Queremos asegurarnos de que esté listo y certero para que cuando salga al campo nos dé una oportunidad de ganar”.

Los Jets pueden representar un respiro para Fisher y Keenum; tienen la sexta unidad defensiva que más yardas por aire ha permitido (2450). A la ofensiva, Nueva York podría no contar con su veterano mariscal Ryan Fitzpatrick, quien sufrió un esquince de rodilla durante la derrota de 27-23 ante los Dolphins de Miami la semana pasada. De no jugar, en su relevo el quarterback de segundo año Bryce Petty estaría jugando su primer juego como titular dentro de la NFL.


Anuncio