Anuncio
Share

Los Rams son arrasados por Atlanta; Jeff Fisher empata marca histórica de derrotas

(Jayne Kamin-Oncea / USA Today Sports)

Esta tarde en el Coliseo Memorial de Los Ángeles ante los Falcons de Atlanta, el entrenador de los Rams, Jeff Fisher, entró a los libros de historia de la NFL. Pero no fue por conseguir una hazaña loable, al contrario, fue por algo que es no una fuente de mucho orgullo y que sin duda empañara su gestión al cargo del equipo.

Tras ver a sus dirigidos ser apaleados 42-14 ante Atlanta en un partido en donde cedieron seis touchdowns sin respuesta, Fisher empató la infame marca de Dan Reeves como el entrenador en jefe más perdedor de todo los tiempos con un récord de 165 derrotas.

El revés también le aseguró otra campaña debajo de .500 al frente de los de Azul y Oro desde que llegó a la franquicia en 2012 cuando aun pertenencia a San Luis.

Con el resultado los Rams cayeron a 4-9 en esta temporada y sumaron su octava derrota en nueve encuentros. Los Falcons por su parte, se recuperaron tras caer ante los Chiefs de Kansas City la semana pasada y mejoraron su récord a 8-5.

“Estamos muy decepcionados, los aficionados también están en derecho de estarlo también. Queríamos regresar a casa y darles una victoria a ellos y la organización, pero no fue así”, dijo un visiblemente abatido Fisher en la conferencia de prensa posterior al choque.

“Atlanta jugó mucho mejor que nosotros… cada vez que regalas touchdowns producto de errores van a estar difícil las cosas”.

A la ofensiva los Carneros no hicieron nada para aprovechar lo que en la antesala parecía ser un jugoso duelo contra la cuarta peor defensiva de la NFL; el gris desempeño del quarterback titular Jared Goff tuvo mucho que ver.

En lo que fue su peor actuación desde que reemplazó a Case Keenum como el mariscal estelar en la Semana 11, el novato influyó negativamente en el marcador. En el segundo cuarto uno de sus pases fue interceptado y regresado hacia la zona de anotación, y en el tercer periodo fue despojado del ovoide y la perdida también resultó en un touchdown.

Goff terminó conectando solo 24 de sus 41 pases para 265 yardas con un touchdown por tierra cerca del final cuando todo ya estaba definido.

El corredor estelar de los Carneros volvió a seguir su racha sin rebasar las 100 yardas en esta campaña.

En 16 acarreos acumuló 61 yardas con un touchdown. Durante un lapso del partido, la frustración fue tanta para Gurley que empezó a gritarle a uno de los asistentes de Fisher.

Por Atlanta, aunque Matt Ryan no pudo contar con su receptor estrella, Julio Jones, debido a un esguince de un dedo de sus pies, el mariscal todavía tuvo una tarde productiva. Completó 18 de sus 28 envíos para 237 yardas con tres touchdowns.

Los Rams vuelven a la acción rápidamente, este jueves viajan a Seattle para medirse a los Seahawks en un duelo divisional (5:30 p.m., NBC).


Anuncio