Anuncio
Share

Habrá fiesta en las gradas del Coliseo, pero los Rams tendrán una dura tarea ante Seahawks

(Nhat V. Meyer / TNS)

Uno espera de casi 22 años llegará a su fin para los aficionados de la NFL del área angelina este domingo. En lo que será su primer partido de esta temporada regular como local, los Rams recibirán a sus rivales de la División del Oeste de la Conferencia Nacional, los Seahawks de Seattle en el Coliseo Memorial de Los Ángeles.

La última vez que esta área presenció acción del futbol americano a nivel profesional de carácter oficial fue el 24 de diciembre de 1994. Ese día los Rams se midieron a los Redskins de Washington en el Anaheim Stadium, y los Raiders se enfrentaron a los Chiefs de Kansas City en el Coliseo. Meses después ambas franquicias optaron por mudarse a San Luis y Oakland, respectivamente, dejando al área sin la NFL.

No hay duda que contra Seattle habrá un ambiente electrizante en el estadio, pues los ‘Carneros’ causarán una gran fiesta de regreso a casa. Sin embargo, es muy posible que los buenos tiempos solo se vivan en las gradas y no en el campo si el partido de este pasado lunes ante los 49ers de San Francisco es indicativo de lo que se espera en la temporada.

La paliza de 28-0 y el paupérrimo desempeño que mostraron los Rams a la ofensiva ante la supuesta peor escuadra de la liga, hizo desvanecer cualquier esperanza que existía de que tendrían mejor suerte en Los Ángeles. La última temporada ganadora de los Rams fue en 2003.

En las 14 series ofensivas que tuvieron, se vieron forzados a despejar y regresarle el ovoide a San Francisco en 10 ocasiones debido a su inoperancia. Nunca estuvieron cerca de poner puntos en el marcador ya que los más lejos que llegaron dentro de territorio enemigo fue hasta la yarda 24. El quarterback estelar Case Keenum tuvo una noche espantosa; solo completó 17 de 35 pases que intentó y lanzó dos intercepciones. Su mejor receptor fue Kenny Britt con cuatro recepciones para 67 yardas.

Pese a que después del partido se manejó la posibilidad de que Keenum podría ir a la banca contra los Seahawks, el entrenador del equipo, Jeff Fisher, dejó en claro que no piensa hacer un cambio.

“Haré ajustes, pero espero que (continue como titular)”, dijo Fisher.

Gracias a la inutilidad del juego aéreo, la mejor arma de los Rams, el corredor Todd Gurley, también tuvo una noche gris debido a que la defensiva de los 49ers se enfocó en sofocarlo. En 17 acarreos solo consiguió 47 yardas. La temporada pasada en su único juego contra San Francisco acumuló 133 yardas en 20 acarreos.

En el papel, Seattle luce como un rival más fuerte para los de Azul y Oro que los 49ers. No solo son uno de los favoritos para quedarse con el título del Oeste, sino que también son vistos como uno de los principales candidatos para ir al Super Bowl.

En su debut contra Miami sufrieron para carburar ofensivamente, pero un pase de touchdown de Russell Wilson a Doug Baldwin dentro del último minuto de juego les dio un apretado triunfo de 12-10.

Durante el partido, Wilson sufrió un esquince de tobillo y existe una remota posibilidad de que el quarterback no juegue ante los Rams.

“Parece que no tiene nada”, indicó Carroll, quien va a regresar al Coliseo en donde dirigió a la Universidad del Sur de California del 2001 al 2009. “Vamos a asegúranos de que lo cuidemos bien, pero en su mente él se ve jugando. Voy a respaldarlo lo más que pueda”.

Por su parte, el corredor Thomas Rawls se perfila para retomar su posición como principal corredor de Seattle. Rawls no ha visto mucha acción desde que se fracturó un tobillo en el cierre de la temporada pasada contra los Ravens de Baltmore. Previo a la lesión, había tendido tres magníficos partidos en reemplazo del ya retirado Marshawn Lynch; en total acumuló 391 yardas con tres touchdowns.

Pese a que los Rams entran al duelo ampliamente desfavorecidos, sus últimos resultados contra los Seahawks respaldan la posibilidad de una sorpresa. La campaña pasada Los Ángeles venció los del Noroeste en los dos choques que realizaron; se han llevado tres de los más recientes cuatro encuentros entre los dos.


Anuncio