Deportes Los Ángeles

Los mejores momentos de Esteban Loaiza como pelotero de Grandes Ligas

El expelotero Esteban Loaiza se entregó esta mañana a las autoridades para cumplir con sus tres años de sentencia tras declararse culpable de un delito de narcotráfico y después será deportado a México.

El mexicano, de 47 años, afrontaba un mínimo de 10 años de cárcel tras ser arrestado el 9 de febrero de 2018 con 20 kilos de cocaína, pero la magistrada federal tomó en consideración que el expelotero mexicano aceptó su responsabilidad, además de que padece diabetes.

Este ha sido uno de los puntos más bajos en la vida del expelotero mexicano, que en 2003 gozó de su mejor temporada en Grandes Ligas.

Como deportista, como se dio primero a la luz pública, Loaiza gozó de éxito y varios momentos alegres. A continuación, te presentamos momentos claves en la carrera de Loaiza, quien es considerado como uno de los mejores peloteros aztecas que han militado en la Gran Carpa.

Loaiza jugó en Mar Vista High School en Imperial Beach, California. Impresionó en sus salidas y fue firmado por los Piratas de Pittsburgh como un agente libre el 21 de marzo de 1991. Con los Piratas de Gulf Coast en la Liga de Novatos tuvo un récord de 5-1 y comenzó a escalar en el sistema de ligas menores.

Durante su carrera en la Gran Carpa, Loaiza logró ser el segundo pitcher con más triunfos (126 victorias), solamente por debajo de Fernando Valenzuela, quien logró 173.

El tijuanense debutó un 29 de abril de 1995 con los Piratas de Pittsburgh, en lo que fue su primera de 14 temporadas en Grandes Ligas. Aquella tarde de su debut ante los Filis de Filadelfia, trabajó 4 2/3 de innings por partido, en los que otorgó cinco hits, una carrera limpia, en lo que fue la primera victoria de Grandes Ligas en su carrera. Terminó esa temporada con récord de 8-9 y un ERA de 5.16 en 31 inicios.

En 2003 abrió el Juego de Estrellas, en un año en el que alcanzó 21 triunfos con los Medias Blancas de Chicago. Ese año lideró la Liga Americana en strikeouts. Fue segundo en la votación ese año del Cy Young en la Liga Americana. Sin duda, fue su mejor temporada.

En 2004 es firmado por los Yanquis de Nueva York, sueño de la mayoría de peloteros. Sin embargo no le fue tan bien, pues en seis salidas, tuvo un récord de 1-2, con efectividad de 8.50. Loaiza había sido canjeado por José Contreras. Ese año disputó su segundo Juego de las Estrellas.

En 2006 firma un contrato de tres años y $23 millones con los Atléticos de Oakland. Tiene un inicio malo con tres derrotas, lo que hace que sus aficionados cuestionan la adquisición del pelotero. Sus números fueron malos, debido a lesiones, que lo relegaron por mucho tiempo a la lista de lesionados.

En 2007 llega a Los Ángeles con los Dodgers. Los de Chávez Ravine tenían muchas esperanzas en él debido a que ya se había recuperado de sus lesiones y también por el arrastre que podría tener en la comunidad mexicana. Pero Loaiza no tiene buenas actuaciones y pierde su quinto lugar en la rotación.

Loaiza ganó alrededor de $43 millones y recibe una pensión de $100,000 anuales debido a que disputó más de 10 temporadas en MLB.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles