Anuncio
Share

Después de dos salidas grises, Urías mejoró en su debut en Dodger Stadium

El abridor de los Dodgers de Los Angeles Julio Urías lanza durante el primer inning del juego que enfrentó a su equipo con los Rockies de Colorado, en Los Angeles, el 7 de junio de 2016.

El abridor de los Dodgers de Los Angeles Julio Urías lanza durante el primer inning del juego que enfrentó a su equipo con los Rockies de Colorado, en Los Angeles, el 7 de junio de 2016.

(Kelvin Kuo / AP)

Tras tener dos juegos para el olvido en sus primeras actuaciones como lanzador estelar de Grandes Ligas con los Dodgers de Los Ángeles, la noche del martes en su debut en casa, el mexicano Julio Urías finalmente pudo mostrar chispazos del talento que lo llevaron a crear inmensas expectativas sobre su potencial.

Ante los Rockies de Colorado, el jugador de apenas 19 años de edad consiguió su mejor noche hasta el momento como serpentinero en el máximo nivel gracias a su fenomenal recta.

Registró cuatro innings completos en donde solo permitió tres hits, una carrera, sin ningún cuadrangular. Terminó retirando a siete bateadores producto de los 14 strikes que tiró.

En su duelo ante el líder en vuelacercas de la Liga Nacional, Nolan Arenado, el de Culiacán, Sinaloa solo cedió un boleto y un doble.

En sus dos primeros juegos como estelar, jugando de visitante contra los Mets de Nueva York y los Cubs de Chicago, en la gran carpa, había trabajado siete innings completos y permitió 13 hits, nueve carreras y tres cuadrangulares.

Al son de “El Sinaloense” y cobijado por los gritos de aliento de los aficionados, Urías tomó la lomita por primera ocasión en Dodger Stadium y tuvo un buen comienzo al solo permitir un hit y ponchar a dos bateadores.

La ofensiva de la novena angelina no tardó en apoyar a su joven serpentinero. En la parte baja del primer inning, Justin Turner pegó un cuadrangular que produjo dos carreras para poner las cosas 3-0.

Para el siguiente inning, Urías volvió a ponchar a dos tras solo retirar a un bateador en el segundo inning, pero le permitió un doble productor a Arendano que puso 3-1 el marcador.

En el tercer inning, tuvo un inicio sensacional retirando de manera consecutiva a los primeros dos bateadores que enfrentó; los Rockies se fueron tres y fuera

Tras verse bien en la parte temprana del partido, el mexicano entró a un bache en el cuarto inning en donde regaló dos boletos, y permitió un hit y un doble. Después de caminar a Ryan Burn, wl mánager de los Dodgers, Dave Roberts visitó a Urías y lo mandó al dugout para acabar con su noche.

Los Dodgers ganaron el partido 4-3 tras dejar que los Rockies empatarán el marcador. Urías se quedó sin la decisión.

“Me sentí un poco más confiado y contento por el resultado del equipo porque salió con la victoria”, dijo el mexicano sobre cómo fue diferente este partido comparado a los dos primeros que disputó en Grandes Ligas.

Hablando sobre qué le pareció el hecho de que finalmente pudo hacer la primera apertura de su carrera en Dodger Stadium, Urias dijo que fue algo que le produjo mucha alegría tras mucho tiempo de soñarlo. Siempre estaba en su mente que la emblemática canción de su estado natal lo iba a acompañar durante su primera salida al montículo de Chavez Ravine.

“La verdad, es otro sueño más cumplido y estoy contentísimo”, indicó. “Desde que firmé con los Dodgers, fue la meta que me puse, que el día que iba a debutar iba a sonar el ‘Sinaloense’, y lo conseguí”.

El lanzador también expresó que cuando los Dodgers decidieron regresarlo al primer equipo para reemplazar al lesionado Alex Wood después de que lo habían mandado de nuevo a ligas menores tras el juego ante los Mets, no le sorprendió el hecho y que tratará de tomar de la mejor manera cualquier decisión que tome el equipo sobre en donde va a seguir jugando esta temporada.

“Cuando me dieron la oportunidad de lanzar en Nueva York fue un sueño que se cumplió. Después, hay que establecernos”, dijo Urías.


Anuncio